Declaran más testigos en el juicio que se le sigue a un supuesto narco atrapado con seis toneladas de marihuana

Declaran más testigos en el juicio que se le sigue a un supuesto narco atrapado con seis toneladas de marihuana

Sigue en Posadas el juicio a un presunto narco detenido hace dos años en las afueras de Montecarlo con seis toneladas de marihuana. Ayer declararon tres gendarmes que participaron del operativo y hoy desfilarán otros testigos ante el Tribunal Federal de Posadas.
Diego Genaro Britos (39) afirma que es inocente y que detuvo su camioneta por un desperfecto mecánico en el lugar y momento equivocados. Sin embargo, los tres suboficiales de la GN que comparecieron ante los camaristas Norma Lampugnani, Manuel Moreira y Mario Hachiro Doi coincidieron en que el acusado “limpió” el camino para que un grupo de “mulas” llevara el megacargamento desde la costa del río Paraná, adonde había llegado desde el Paraguay, hasta las inmediaciones de la ruta nacional 12.
Los gendarmes dijeron que Britos al mando de una camioneta oscura con llantas deportivas y un motociclista guiaron a quienes cargaban la droga hasta un predio del paraje Pareha.
Solo el acusado fue detenido en ese operativo. Otras personas que habían merodeado el lugar escaparon de los uniformados.
Los testigos, con algunas leves diferencias, explicaron con un croquis la posición en la que encontraron la camioneta de Britos y el supuesto recorrido que había hecho.
Britos es asistido en el debate por el defensor particular José Bridier, en tanto que en la Fiscalía interviene su titular, Vivian Barboza.
El operativo en cuestión tuvo lugar el jueves 9 de abril de 2015. Distintas unidades del Escuadrón X de la GN hacían a esa hora una recorrida en el monte, en colonia Pareha, a la altura del kilómetro 1550 de la ruta nacional 12. Los uniformados vieron los movimientos sospechosos de una camioneta, que iba y venía por un camino terrado, finalizando la marcha cerca de una casa de madera precaria. De la misma manera observaron a un motociclista, que también paraba en ese predio. Cerca de la vivienda vieron, asimismo, a tres personas que hacían señas de luces con linternas. Todo era muy sospechoso.
Acto seguido aparecieron dos camionetas, con las luces apagadas. Venían desde el río Paraná. Al notar que había uniformados en la zona, los vehículos huyeron. A la altura del kilómetro 1554, los ocupantes de las picks ups se bajaron y se escabulleron en un monte cercano.
Los vehículos abandonados eran una Toyota Hilux, dominio MOT-801, y una Ford Ranger, chapa EKE 092, que tenían ladrillos de marihuana en la carrocería.
Otro grupo de uniformados inspeccionó la vivienda donde se habían visto los movimientos llamativos. Quienes hacían señas con las linternas, escaparon. Pero atraparon al único ocupante de una camioneta Toyota negra, matrícula EWH-000, estacionada en el predio. Era Britos.
En ese mismo terreno, los gendarmes encontraron más paquetes de marihuana. En total, el procedimiento terminó con el secuestro de 6.312,06 kilogramos. Los presuntos cómplices de Britos nunca fueron ubicados.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE