La Nación avanza en la compra de casas chinas

La Nación avanza en la compra de casas chinas

El Gobierno avanza en un acuerdo con China para importar miles de casas prefabricadas que serán destinadas a viviendas sociales y para gente de bajos recursos y por hasta 1.000 millones de dólares. La negociación, que incluye los plazos de financiación, se da ahora en ese país de oriente y a un mes de la visita de Estado que hará Mauricio Macri al presidente Xi Jinping. De este lado del planeta, ya hay preocupación en el sector.

Daniel Distéfano – Radio Libertad

La propuesta nació del país asiático en diciembre y en estos momentos una comitiva de avanzada en cabeza del subsecretario de Vivienda y Urbanismo y titular del Procrear, Iván Kerr, le está dando continuidad. Se trata de casas prefabricadas fabricadas con paneles cementados. Empresarios de la industria forestal de la región habían presentado un proyecto para fabricar viviendas de madera y aseguran que pueden entregar un producto de mayor calidad y menor precio, pero hasta ahora su propuesta no tuvo respuesta concreta por parte de Nación.

El diputado nacional Daniel Distéfano se mostró preocupado por el avance de las gestiones para adquirir casas chinas porque consideró que representaría un nuevo golpe para la industria nacional. “Presentamos un proyecto para interpelar al ministro Ricardo Buryaile, hablamos con el ministro Marcos Peña, pero no valió la pena porque nos mintió. Presentamos proyecto junto con la senadora Sandra Giménez, para que todas las viviendas que se construyan con fondos públicos tengan partes de madera y que esa madera sea argentina”, indicó.

“No encontramos motivos por los cuales hayan que traer casas de China, por eso preguntamos presentamos un proyecto de resolución para que nos expliquen la necesidad de comprarle casas a China”, indicó.

El legislador misionero advirtió que detrás de la operación está la empresa china Sany, cuyo principal accionista está “muy ligado” a las empresas de Ángelo Calcaterra, primo del presidente Macri, cuya empresa IECSA aparece como una de las principales beneficiadas por las licitaciones de obra pública de la Nación.

Desde el Gobierno nacional informan que una vivienda social cuesta 1.300.000 pesos; es decir algo más que 82.000 dólares. Otro empresario local consultado consideró que la construcción artesanal tiene un valor estimado de 1.200 dólares el metro cuadrado mientras que en las prefabricadas locales “sale 780 dólares” a la par que consideró que “las chinas saldrían lo mismo pero tendrán muy mala calidad”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE