Confederaciones Rurales: “Si no podemos exportar, la agroindustria argentina es inviable”

Confederaciones Rurales: “Si no podemos exportar, la agroindustria argentina es inviable”

El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa, indicó que ni siquiera aquellas producciones que tienen buenos precios internacionales –como la lana– consiguen ser rentables en Argentina por lo excesivo de los costos y la baja cotización del dólar. “Hasta los sojeros de la zona núcleo están teniendo problemas, imaginate lo que queda para el resto”, indicó. Apuntó que el alza en las tasas dispuesta por el Banco Central no hace más que incrementar aún más los costos para los que producen. Consideró que sin una ecuación que favorezca la exportación, la agroindustria argentina es inviable.

“No es viable la agroindustria en Argentina si no podemos exportar, Argentina produce alimentos para 4.00 millones de personas y somos 40 millones, hay alimento para 360 millones de personas que hay que sacarlo. El crecimiento viene de la mano de exportación no hay otro camino”, definió el titular de la organización que nuclea a federaciones y confederaciones agropecuarias de distintos puntos del país.

Para el dirigente del campo, las variables centrales para las economías regionales son el tipo de cambio y los precios internacionales y argumentó que el atraso cambiario es tal, que ni siquiera aquellos productos que hoy tienen precios internacionales mucho más altos, son rentables en Argentina. “Si tomamos el caso de la lana por ejemplo, el precio internacional está en 6 dólares, que es un valor soñado para los productores, pero con un dólar a 15,50 no les alcanza ni para cubrir los costos”. “Tenemos productores de Pergamino que me dicen que tienen problemas de rentabilidad ¿Qué queda para el resto?”, se preguntó

Indicó que la eliminación de las retenciones, como único elemento de política activa para las economías regionales, demostró no ser suficiente y por lo tanto hay que generar competitividad. “Eso va a venir de la mano de una macro (economía) más amigable y el estudio de una política impositiva, de eficiencia en la producción y de costos que uno debería trabajar cadena por cadena”, consideró.

Dijo que uno de los problemas centrales es la presión fiscal. “En Argentina el 50 por ciento de tu precio es impuesto. Con esa carga cualquier actividad se transforma en inviable. Hay producciones que se defienden mejor y otras que no tienen cómo defenderse. Cuando producís arándanos en Tucumán y los peruanos lo están vendiendo al 50 por ciento del tu costo, estás en un problema. Cuando vendés la pera a un costo FOB de 19 dólares la tonelada y tu competidor la está vendiendo a 13 dólares, no es que no tenés mercado o calidad, lo que no tenés es estructura de costos y no podés competir”, remarcó.

Opinó además que el alza de las tasas de interés dispuesta la semana pasada por el Banco Central dificulta aún más el panorama. “El productor necesita crédito para poder trabajar, si que competir con un peruano que paga tasas de 4 o 5 por ciento mientras que vos tenés que pagar 25 por ciento por descuento de cheques, evidentemente estás perdiendo”, acotó.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE