El Gobierno anunciará un acuerdo para construir 100.000 viviendas

El Gobierno anunciará un acuerdo para construir 100.000 viviendas

Lo presentará el presidente Mauricio Macri mañana en la Casa Rosada. A tres día del paro, Gerardo Martínez, de Uocra, y José Luis Lingeri, de Obras Sanitarias, estarán presentes.

Uno de los sectores más golpeados de la economía verá nacer mañana -tras cinco meses de negociaciones entre el Gobierno, sindicalistas y empresarios- un acuerdo laboral como los de Vaca Muerta y la industria automotriz. El presidente Mauricio Macri anunciará el “acuerdo para la reactivación de la construcción”, que se centra en construir 100.000 viviendas en un año para la clase media con un ingreso familiar de hasta $64.000 mensuales.

Luego de que la obra pública se pusiera en marcha y se relanzara el Plan Procrear, para el Gobierno es hora de que el sector privado empiece a moverse. Y cada una de las cuatro partes del acuerdo tiene su compromiso para cumplir el objetivo: un “gatillo financiero” por parte de los bancos públicos y privados, la baja de ingresos brutos que impacta en los créditos hipotecarios, inversión por parte de desarrolladores privados y un aumento de la productividad de los trabajadores.

Tres días antes del paro nacional de la CGT, la foto que se verá en la firma del acuerdo en la Casa Rosada es todo un mensaje político. Los sindicalistas Gerardo Martínez (Uocra) y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) formaron parte de las negociaciones y estarán en el acto oficial este lunes a las 10 y media de la mañana. El brazo empresario está compuesto por la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (CEDU) y las dos asociaciones de bancos, ADEBA y ABA.

Los ministros Rogelio Frigerio (Interior), Jorge Triaca (Trabajo) y Francisco Cabrera (Producción) firmarán desde el Estado con la Jefatura de Gabinete al frente de las negociaciones. Es que Macri busca que este acuerdo no sólo genere un impacto económico  que empiece antes de las elecciones, sino que coloque al acceso al crédito hipotecario como la base del gobierno de Cambiemos. 

Los detalles del acuerdo

Hay un gráfico de barras que el vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, actualiza y sigue con atención desde su despacho. Hoy los bancos están entregando 2.000 créditos hipotecarios mensuales entre el sector público y privado. En un año, proyecta que ese número tiene que llegar a 10.000 créditos por mes y alcanzar así a 120.000 familias.

El presidente Mauricio Macri quiere que el préstamo hipotecario sea la base del gobierno de Cambiemos.

Para mejorar la competitividad, Macri tomó la decisión ya desde el año pasado de ir sector por sector. Petróleo, autos, ahora construcción y luego motos tendrán sus acuerdos. Y este plan tiene cuatro lineamientos claves:

1. Los desarrolladores y constructores privados se comprometen a construir 100.000 viviendas en un año para la clase media, aquellos hogares cuyos ingresos familiares sean de hasta ocho salarios mínimos (64.000 pesos por mes). Este número de vivienda implica una inversión de $150.000 millones, se incorporarán 100.000 trabajadores y un compromiso de bajar un 10% el precio de los inmuebles, si se logra una baja en el precio de los insumos difundidos para construir.

2. El “gatillo financiero” está a cargo de los bancos y será uno de los primeros impulsores. El Banco Nación, el Provincia y el Ciudad comienzan a entregar créditos hipotecarios en UVA a 30 años. El compromiso es que los bancos privados se sumen para equilibrar la oferta con la demanda de estos créditos, y así poder responder a los sectores de ingresos medios. 

El 60% del crédito hipotecario hoy está en la Ciudad y en la provincia de Buenos Aires, y el Gobierno busca que haya competencia entre los bancos para ofrecer hipotecarios en pesos cuyo capital y cuota se actualizan con la inflación. Según aseguraron a Infobae fuentes cercanas al ministerio del Interior, el 35% de las familias porteñas habita en una vivienda alquilada y el 15% bajo tenencia irregular. En total, son 501.176 hogares.

3. El “gatillo impositivo” llevará más tiempo pero es clave, y los gobiernos provinciales van a aportar la reducción de impuestos. Ya hay un compromiso de la Ciudad y de la Provincia para reducir ingresos brutos y sellos, pero primero deberá pasar por ambas legislaturas. Cada uno hoy cobra un 7% y 7,5% del impuesto a ingresos brutos sobre los créditos, que se va a reducir al 1,5 por ciento.

La baja impositiva reducirá la cuota mensual del crédito hipotecario entre un 15 y 20%, por lo cual un crédito en UVA de $1 millón tendrá una cuota promedio de $4.500 si es a 30 años y de $5.550 si es a 20 años. 

4. Los gremios se comprometieron a seguir capacitando personal e incrementar la productividad en el sector al reducir el ausentismo, que se ubica entre un 12 y 13 por ciento. El gremio de Obras Sanitarias es parte del acuerdo porque entre sus afiliados están los trabajadores de Aysa, que está llevando adelante un plan de construcción de cloacas.

Para los bancos, la securitización de la cartera será uno de los motores para seguir otorgando créditos hipotecarios, al poder transferir los activos financieros a un inversor en un mercado secundario de hipotecas. En este sentido, el Gobierno no quiere que este mecanismo se relacione con una potencial crisis de las hipotecas subprime como pasó en España, y apunta a que en le Argentina hoy hay sólo un 0,6% del PBI en hipotecas.

(Infobae)



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE