Fernando López, pasión por descubrir estilos y sabores de las pequeñas bodegas argentinas en la Triple Frontera

Fernando López (38 años) es sommelier de vinos. Es oriundo de Buenos Aires, pero desde hace 4 años decidió instalarse en Puerto Iguazú para desarrollar este mercado en constante crecimiento en la zona de la Triple Frontera.

 

Propietario de la vinoteca “La Caprichosa Wine Boutique”, hoy es el único sommelier de vino en Misiones, egresado de la Escuela Argentina de Sommeliers, validado a nivel nacional e internacional, lo que es un valor agregado para la región en la transferencia de conocimiento y capacitación, combinando el saber de la experiencia, la técnica y la ciencia.

 

La figura del sommelier fue adquiriendo importancia en los últimos años, ya que la evolución del mercado del vino estuvo acompañada en la habilidad de estos especialistas en transmitir y generar la comunicación precisa entre el producto y el consumidor, orientando en la selección adecuada al cliente según la situación, sea una cena, una recepción, una reunión de negocios, o un momento especial.

 

El asesoramiento del especialista, quien tiene el respaldo de una carrera terciaria y experiencia en el mercado internacional, incluye no solo comunicar sobre los estilos, aromas y sabores de los vinos, sino que considera que un buen sommelier también está preparado para guiar a los clientes sobre los platos a elegir para acompañar la selección ideal del vino a degustar y así generar la combinación perfecta.

 

Fernando tiene pasión por los vinos, pero fundamentalmente su especialidad está respaldada por una formación técnica –se recibió en 2004-, que fue enriqueciendo con la experiencia a partir de diversos trabajos que lo llevaron a México, Uruguay, Chile, y países Europeos. Además, tiene una vinculación constante entre enólogos, ingenieros y profesionales vinculados al sector vitivinícola, ya que su conocimiento abarca toda la cadena de valor.

 

Como especialista y profesional, está habilitado para dictar cursos y capacitaciones en la región de la Triple Frontera, y se vincula con la mayoría de los propietarios de vinotecas de la provincia, ya sea por las relaciones comerciales de las marcas de bodegas que representa o por las capacitaciones que les solicitan.

 

Además de su propio emprendimiento en Iguazú, es representante en menor medida de grandes bodegas argentinas, pero en un 80% se dedica a su gran pasión que son las pequeñas bodegas, que en el país asegura tienen un muy buen nivel y un gran potencial. “Es lo que más me gusta descubrir y transmitir”, expresó en la entrevista con Misiones Online.

 

La capacidad particular de transmitir sensaciones para entender los aromas, los colores y el gusto, es lo que considera “destaca a un buen sommelier de vino”. Pero la magia también está en conocer y analizar en profundidad al cliente, para entender cuál es el vino adecuado y, además, que esté dispuesto a pagar por esta opción.

 

 

El potencial de la Triple Frontera

 

Oriundo de Buenos Aires, nacido en Pilar, y con sus lazos familiares arraigados en la ciudad porteña, Fernando viajó durante mucho tiempo por el mundo para una consultoría hotelera lo que le permitió adquirir  experiencia y conocimiento en vinos, hasta que diversas propuestas laborales lo fueron encaminando hacia la provincia de Misiones, iniciando proyectos en Irigoyen, avanzando sobre Brasil, para después definitivamente decidirse por instalarse, por el momento, en la ciudad de Iguazú.

 

Formó pareja y decidió abrir un local propio en la ciudad de Puerto Iguazú hace unos 4 años, abriendo una cálida y pequeña vinoteca, que se presenta para el visitante como una alternativa diferente y de buen gusto, un lugar con precios accesibles y opciones atractivas para cerrar el día de paseo o negocios, degustando sabores de vinos argentinos, asesorados por el propio dueño del local.

 

“La Caprichosa Wine Boutique” fue bautizada con ese nombre en honor a quien fuera su pareja, una joven misionera con quien planificó la instalación del local.

 

Conocedor del mundo del vino, el diferencial de Fernando está sin dudas en su formación técnica que le permite dictar cursos y capacitaciones a las principales vinotecas de la provincia. “Si bien hay muchos que trabajan sobre cata de vino en la provincia,  y cada vez hay más locales de vinoteca – conozco a la mayoría de sus propietarios y tengo una muy buena relación con ellos- en la actualidad en Misiones soy el único Sommelier recibido en la Escuela Argentina de Sommeliers, siendo uno de los primeros egresados en esta especialidad. Esto es lo que me permite, por medio de eventos y capacitaciones, fortalecer las relaciones con mis colegas”, explicó al inicio del reportaje el profesional.

 

Después de dedicarle un tiempo al trabajo de consultoría hotelera, experiencia que le permitió viajar por mucho tiempo e incluso radicarse dos años en México, fue transitando el universo del vino desde empleos diferentes (barman, lobby de Bar, gastronomía, étc.), regresando a la Argentina para trabajar en Buenos Aires en el Casino de Tigre, donde logró consolidar su especialización internacional.

 

“Siempre fui bastante nómade. En el año 2012 un amigo me propone un emprendimiento que le interesaba desarrollar, abrir una nueva vinoteca en Bernardo de Irigoyen, y el desafío de representar este proyecto me interesó, no conocía hasta ese entonces la provincia ni sabía de la existencia de la esta ciudad de frontera, como todo porteño egocéntrico e ignorante, solo sabía de las Cataratas y Posadas”, señaló con ironía el profesional.

 

“Sin embargo, me encontré con una frontera comercial fuerte. Era la primera vez que en Misiones habría un sommelier de vinos, y eso era un atractivo más para mi trabajo. Por lo tanto, instalamos el local en el centro de la ciudad de Irigoyen y comenzamos a desarrollarlo, realizamos capacitaciones y nos abrimos hacia Brasil. En aquella oportunidad, me atrajo la visión emprendedora de mi amigo en un lugar como Irigoyen. La proyección y el entusiasmo por profesionalizar todo fue un gran aprendizaje personal, fue lo que más me gustó de la experiencia, además del trato humano con esta persona que me convocó para esta iniciativa”, relató con agradecimiento Fernando.

 

Tiempo después, recibió la propuesta para armar un Club del Vino en Brasil, ya que no había muchos comunicadores de vinos en el Sur del vecino país. “Fue todo un desafío, fue un trabajo profesional puntual que arrancó en Irigoyen pero al poco tiempo ya estaba desarrollándome en Brasil. Me interesó esta zona por su potencial de crecimiento y comencé a viajar por todo Misiones, así fue que desde 2012 estoy en la provincia, y desde hace cuatro años estoy instalado en Puerto Iguazú”, resumió el sommelier de vinos.

 

La zona de la Triple Frontera se presenta para el mercado del vino como una gran oportunidad, por el turismo y la vocación de servicio del profesional. “Culturalmente esta zona es muy rica por la movilidad de turistas que hay, el intercambio de nacionalidades  entre los tres países (Brasil, Paraguay y Argentina) y el perfil internacional de sus visitantes”, dijo.

 

Para Fernando, su especialidad se define en ser un intermediario entre el producto y el consumidor: “somos docentes del vino, un sommelier se comunica con el consumidor acercando y logrando la aceptación del producto, esta es la función principal”, indicó en la entrevista. “Se puede ser sommelier de Cavas, de Restaurante, de Bodegas, entre otras variantes, pero siempre seremos el nexo entre el producto y el cliente”, afirmó el empresario.

 

También desde su mirada crítica, analizó el trabajo actual de los profesionales y admitió que “el rol del sommelier hoy está muy sobrevaluado, socialmente lo colocan en un lugar muy importante. Estos empiezan a hablar con el cliente con palabras raras, o de aromas que nadie conoce, generando un clima contrario al buscado, ya que eso distancia al consumidor en lugar de atraerlo hacia el producto. Creo que en esto hay que ser directo y simple, normal, no ser tan técnico, comunicar de manera natural el mundo del vino, ya que es el mismo que viven las personas cotidianamente y que toman vino con regularidad. Siempre nuestro rol es de acercar cada vez más al vino”, recomendó el profesional.

 

Habitualmente, a nivel internacional las charlas y eventos de presentación de cata de vinos se realizan de traje o Smoking, sin embargo no es el perfil de Fernando López. “Soy totalmente anti todo ese protocolo, soy más desestructurado”, se definió con simpleza.

 

Descubriendo calidad y sabor de pequeñas bodegas

 

La vinoteca La Caprichosa Wine Boutique es una invitación en Iguazú a degustar y examinar sabores de bodegas argentinas. Conocer de colores, textura, intensidad, calidad, y despertar todos los sentidos de la mano del sommelier que adoptó a Misiones para desarrollar su pasión por el vino argentino. Al llegar al local -ubicado en la zona céntrica de la ciudad-, uno se encuentra con un buen tango argentino de fondo –Por una cabeza, de Carlos Gardel- y alternativas de promoción como opción para catar diferentes etiquetas sugeridas según el día de la semana, todas de incógnito inicialmente, sin dar a conocer su identidad y procedencia, ya que vienen acompañadas de una botella enfundada y cubierta, para que el visitante no pueda ser influenciado por la marca, pero se permita descubrir la calidad y el sabor de la propuesta sugerida.

 

“Esta es una práctica habitual que aplico para dar a conocer etiquetas de pequeñas bodegas, que son tan exquisitas en sabores y calidad como grandes bodegas. La experiencia de diferentes sensaciones en la degustación es lo que hace a la elección final del producto”, remarcó en la entrevista Fernando.

 

De esta manera, el local fue tomando vida propia. Y después de haber asesorado a casi todas las vinotecas en la provincia y dar capacitación a la mayoría de los empleados y dueños de las mismas, observando en estos años el crecimiento del mercado, en la actualidad el sommelier internacional apunta a focalizar su vocación de servicio con innovación en la atención y, paralelamente, continuar con las capacitaciones para transferir profesionalismo en el rubro en la región de la Triple Frontera.

 

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE