Misiones aprovecha menos de la mitad de la madera que generan sus bosques cultivados

Misiones aprovecha menos de la mitad de la madera que generan sus bosques cultivados

Más de 419 mil hectáreas de la provincia están dedicadas a la forestación, aproximadamente la mitad de toda la superficie cultivada en Misiones. El 70 por ciento de esas plantaciones están en los suelos de mejor calidad. Generan un promedio de 9 millones de metros cúbicos de madera por año, pero la capacidad industrial instalada es de 6 millones y se utilizan de manera efectiva solo 4 millones de metros cúbicos. En este marco de sobreoferta de materia prima, se abre este año el debate por la continuidad de la ley 25.080, de Promoción de Bosques Cultivados, cuya última prórroga vence en 2018.

La forestación es el cultivo que mayor cantidad de superficie ocupa en Misiones, según datos de la subsecretaría de Desarrollo Forestal de la Provincia, son 419 mil las hectáreas cubiertas con bosques implantados, 70 por ciento de las cuales son tierras de la mejor calidad. Pero en la actualidad se ocupa menos de la mitad de la madera que genera esa masa boscosa, principalmente por cuestiones de mercado y por falta de capacidad de industrialización.

Según explicó el titular del área, Juan Gauto, la superficie forestada de Misiones tiene capacidad de entregar 9 millones de metros cúbicos de biomasa por año, pero la capacidad instalada en la industria es de solo 6 millones de metros cúbicos y actualmente está subutilizada por cuestiones de mercado, lo que lleva a que anualmente se consuman 4 millones y sobren 5 millones metros cúbicos.

“La oferta de madera es mucha, si cortamos todos los bosques cultivados hoy tenemos 55 millones de metros cúbicos de madera, más de 10 veces lo que consumimos en un año”, indicó Gauto.

La disponibilidad de materia prima creció en las últimas dos décadas gracias a la ley de Promoción de Bosques cultivados, pero ese incremento no tuvo su correlato en la capacidad de industrialización, ni en la demanda de los mercados. La forestoindustria de la región hoy no tiene competitividad para colocar sus productos en el exterior y la demanda del mercado interno está en franca caída por la crisis. “Hoy las únicas exportaciones que se sostienen son las de celulosa”, reconoció el funcionario.

Para Gauto, la vigencia de la promoción de bosques cultivados dejó en la región un “ahorro muy grande”. “En Misiones y norte de Corrientes tenemos 600 mil hectáreas forestadas, hay madera creciendo en ellas, es mucho dinero. Tenemos que buscar una estrategia para aprovecharlas mejor, podría ser que busquemos socios para tener una capacidad industrial que pueda consumir toda esa materia prima, uno de los objetivos claros debe ser valorizar la materia prima, agregar valor”, consideró Gauto.

En este contexto, se comenzará a debatir este año la continuidad de la ley de promoción de bosques cultivados. “En dos años, vence la prórroga de la Ley 25.080 y el país debe encaminarse a contar con nuevas políticas para sostener y promover las inversiones en bosques cultivados, siendo este momento el de evaluación de sus resultados y reflexión sobre que deseamos los ciudadanos en relación a este recurso y actividad”, consideró el funcionario.

Desde la visión del gobierno provincial, consideró que “en una nueva política forestal las prioridades son afianzar al pequeño y mediano productor mediante la mejora de precios; poner en valor la materia prima generada en las plantaciones a través de instalación de industrias que consuman este excedente y promover la producción y consumo de bienes finales como el mueble y la vivienda. Las estrategias necesarias son la cohesión de la oferta utilizando herramientas legales ya disponibles, reconversión de las industrias de base forestal, donde debe intervenir fuertemente el Estado en una nueva ley de promoción que apoye decididamente al sector de pequeñas industrias forestales, y el agregado de diseño”.

 

 

JRC EP



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE