McNally Waters en el Montoya: sobriedad emotiva y sin fisuras

McNally Waters en el Montoya: sobriedad emotiva y sin fisuras

El viernes por la noche se presentó en el auditorio del Montoya de Posadas, McNally – Waters, la banda que formaron el inglés Henry Waters, el norteamericano Larry John McNally a los que sumaron a los argentinos Federico Palmolella, (músico ligado al ámbito del jazz) en bajo y a Jorge Araujo, (ex Divididos y actual Gran Martell) en batería. El resultado: una equilibrada combinación de ritmos tranquilos, donde se destaca la interpretación de McNally, que además cautiva al público con su personalidad.

El viernes no fue un viernes más en el calendario: la ciudad estuvo muy activa con diferentes actividades por el día de la memoria. El auditorio del Montoya, escenario perfecto para una presentación intimista, fue el lugar elegido por los productores del show que trajo a Posadas a la dupla conformada por Larry John McNally y Henry Waters.

Como se sabe, el primero es compositor y autor de canciones que han interpretado gigantes de la talla de Rod Stewart, The Eagles, Don Henley, Bonnie Raitt, Joe Cocker y Chaka Khan. Pero tal vez muchos no sepan que –según reza en su página oficial- las canciones de Larry tienen la elocuencia de un cuento de Raymond Carver con la fluidez en la guitarra que remite a Hendrix. Y, a pesar de que a él no le guste la referencia, el otro es hijo de una de las figuras más importantes del rock psicodélico y lírico de los 60, 70, 80 y 90’s.

La carrera de McNally comenzó en 1981, con el lanzamiento de su álbum debut. Tal vez mejor categorizado como “cantante-compositor-guitarrista” él afirma que es una mezcla de literatura en sus letras y blues, jazz y folk en su estilo de tocar la guitarra. “Folk-Hendrix” es el término que utiliza para calificar su obra.

Lo cierto es que en muchos círculos se lo conoce como el autor de autores. Las canciones de Larry están llenas de pasión: las luces de la ciudad y mucho otros temas demuestran la habilidad que tiene para crear un aura y una visión cinematográfica con sus letras.

En la presentación en Posadas, frente a un reducido público que disfrutó durante más de una hora y media del show, McNally se puso a la gente en el bolsillo. Demostró tener un conocimiento profundo de la realidad latina, cuando interpretó un tema, en español, llamado Coyote (el término utilizado para referirse a los mexicanos que ingresan de manera ilegal a los EE UU), y  también se refirió a la fecha que se conmemoraba, el 24 de marzo,  y le dedicó una canción a las madres y abuelas de plaza de mayo.

Si la dupla McNally Waters recoge los elogios de un público agradecido por tanta entrega, no menos se llevan los argentinos: el solo de bajo de Palmolella dejó en claro por qué fue el elegido para formar parte de la banda, con una solidez interpretativa digna de los más renombrados íconos del instrumento.

Por su parte, Jorge Araujo, también selló con su solo su calidad interpretativa: el ex “aplanadora del rock” y actual Gran Martell habló con Misiones OnLine, y comentó sus impresiones sobre su trabajo actual.

“La verdad una experiencia impresionante. Venimos haciendo 17 shows en los que además se está grabando el disco. No tuvimos un solo día libre en 20 y pico de días, contando los que tuvimos ensayo juntos. Hacen una música increíble y son buena gente, algo importantísimo. Por suerte hicimos nuestro aporte. Al grabar disco pudimos dejar nuestra impronta en los temas, así que es una experiencia que me parece que se va a repetir porque estamos pensando en viajar y actuar como cuarteto”.

Araujo dijo que por ahora tiene previsto realizar giras con Gran Martell, si grupo, en el que cada uno de sus integrantes tiene actividades diferentes pero pensando en volver a tocar juntos.

La gira cerrará este sábado en la Usina del Arte en Capital Federal, donde se grabarán cortes para el disco.

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE