Posadas: Aparecieron venenosas “orugas pollo” en Itaembé Miní

Posadas: Aparecieron venenosas “orugas pollo” en Itaembé Miní

La información la compartió una lectora de Misiones Online. También son conocidas como “pollito” o “peluche”. Hace un mes en Montecarlo, una mujer terminó hospitalizada luego de tocar un ejemplar. Esta vez, fueron detectadas en una vivienda de ese barrio posadeño.

Marisol López envió las fotos y pidió a los vecinos que tengan cuidado por la presencia del gusano venenoso.

En febrero,  Virgilia Aguirre estaba trabajando en el jardín de su casa en Montecarlo y tocó una de estas orugas. Le produjo tal reacción que terminó en el Hospital. Allí la medicaron. Aseguró que encontraron más de cincuenta ejemplares en su casa y mañana fumigarán.

La mujer contó en grupos de WhatsApp que “esta oruga pollo me quemó los dedos de la mano. Me vinieron a inyectar cuatro ampollas de distintos medicamentos. El dolor es inaguantable”

National Geographic explica que “aunque parece de peluche y dan ganas de tocarla, es fundamental resistir a la tentación: la oruga Megalopyge opercularis es altamente venenosa. Estos insectos pueden parecer suaves, pero bajo esa capa de pelo como de peluche, se esconden espinas venenosas que pueden clavarse en la piel”.

«El dolor es peor que el de la picadura de una abeja», afirma el entomólogo de la Universidad de Florida Don Hall. «La sensación aumenta y pueden doler hasta los huesos».

«En cualquier caso, el dolor depende de la parte de cuerpo con la que ha estado en contacto con el insecto y cuántas espinas se han clavado. Personas que han sido picadas en la mano afirman que el dolor puede extenderse hasta el hombro y durar hasta 12 horas», dijo.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE