En Misiones abrieron el debate sobre el futuro de las políticas de promoción forestal en la Argentina

55Un encuentro sectorial y dirigido a la comunidad en general y estudiantes avanzados de Ingeniería Forestal se realizó ayer en la ciudad de Eldorado, organizado por  las Cátedras de Legislación y Política Forestal, Sociología y Extensión Forestal, de la Facultad de Ciencias Forestales y la Subsecretaria de Desarrollo Forestal del Ministerio del Agro y Producción.

 

En la oportunidad, autoridades provinciales y especialistas invitados participaron de un Simposio Forestal y después conformaron una Mesa Redonda representantes de instituciones públicas y privadas para debatir sobre los Bosques Cultivados en Argentina y en Misiones: Políticas de promoción actual y futura. El primer bloque estuvo a cargo del subsecretario de Desarrollo Forestal, Juan Ángel Gauto, y fue invitado el ingeniero  Martín Aguerre, profesor de Política Forestal de la Universidad Nacional de La Plata.

 

 

En tanto, la mesa estuvo integrada por la decana de la FCF-UNaM, Alicia Bohren; por INTA, el coordinador del Programa Forestal Hugo Fassola; por la Fundación Aglomerado Productivo Forestal y Amayadap (Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná ) , el empresario Gabriel Marangoni; por el Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones (Coiform), Ivo Gotz; por AFOA NEA (Asociación Forestal Argentina Regional NEA), Gustavo Maestri, quienes expusieron sus visiones y contaron como moderador al ex decano de la Facultad, Oscar Gauto.

 

El debate estuvo centrado en torno a la situación actual y modelo futuro de promoción forestal para Misiones y el país. “El 21 de marzo fue establecido el Día Internacional de los Bosques, como fecha para reflexionar sobre la conducta de los seres humanos ante el recurso forestal en el planeta, tanto de los bosques nativos como de las plantaciones forestales. En lo que nos toca a los argentinos y misioneros es un momento más que oportuno para dialogar sobre cómo estamos en la política de bosques implantados y como esta contribuye al desarrollo económico, social y a la conservación de grandes masas de bosques”, indicó Juan Ángel Gauto, subsecretario de Desarrollo Forestal.

 

“En dos años, vence la prórroga de la Ley 25.080, Ley 26.432, y el país debe encaminarse a contar con nuevas políticas para sostener y promover las inversiones en bosques cultivados; siendo este momento el de evaluación de sus resultados y reflexión sobre que deseamos los ciudadanos en relación a este recurso y actividad”, consideró el funcionario.

 

 

Las fortalezas de un cluster

 

El profesor Martín Aguerre realizó un análisis histórico de los programas de incentivo que realizó la Argentina desde la segunda mitad del siglo pasado hasta el presente, en un marco comparado con países vecinos (Brasil, Uruguay, Chile), y brindó una evaluación de sus resultados, exponiendo la necesidad de “un nuevo modelo de Desarrollo Forestal basado en las fortalezas particulares de cada cuenca forestal del país”.

 

Consideró que el abordaje de la Política debe ser territorial y desde un enfoque multisectorial, lo que conlleva revisar no solo aspectos propios del sector sino también aspectos de logística, infraestructura regional y condiciones macroeconómicas que dan competitividad.

 

Aguerre destacó que “el sector tecnificado y orientado a la exportación es altamente vulnerables a las condiciones macroeconómicas, particularmente al retraso cambiario, que le quita competitividad para exportar e incluso los vuelve vulnerables ante las importaciones ante la apertura de la economía”.

 

En estas condiciones, el sector debe volcarse al mercado interno, que también pasa por una recesión, lo cual impacta directamente sobre la actividad forestal. “Misiones posee condiciones excepcionales del sector en la Argentina e incluso en relación a países vecinos: posee alta diversificación industrial con integración de pequeños y medianos productores, una significativa base de plantaciones forestales. Su concepción para impulsar un nuevo modelo de desarrollo está basado en el enfoque del distrito industrial italiano que es pensado como un único conjunto social y económico donde existen fuertes interrelaciones entre las esferas social, política y económica”, sostuvo el especialista.

 

Remarcó al respecto que “es necesario que las empresas se integren con la comunidad local de personas, reserva de cultura, valores y normas sociales adoptadas por un proceso de industrialización de abajo hacia arriba”, dijo Aguerre.

 

El éxito del distrito no residiría solamente en lo económico sino a su amalgama con los aspectos sociales, políticos y culturales. “El cambio de paradigma de un enfoque de promoción sectorial a uno de impulsión del desarrollo local requiere de la implementación de nuevos instrumentos de promoción articulados entre sí”, indicó.

 

 

Afianzar al productor misionero

 

Por otra parte, el subsecretario de Desarrollo Forestal, Juan Gauto, destacó el crecimiento sostenido que tuvo la base de plantaciones forestales desde los años 60 hasta la actualidad en la provincia de Misiones, donde se registran 419.000 hectáreas de plantaciones con especies de rápido crecimiento con dos modelos: el primero ubicado sobre el eje de la ruta 12 de medianos y grandes productores, integrados a emprendimientos industriales y la otra sobre la ruta 14 con miles de pequeños plantadores.

 

“Los resultados preliminares de un análisis de tenencia de plantaciones indica que alrededor del 50% de las plantaciones son de tenedores con más de 100 hectáreas, de los que 110 mil hectáreas se encuentran en manos de una pastera y 6 a 7 mil hectáreas en manos de otra. En tanto, que el restante 50% está en manos de tenedores de menos de 100 hectáreas. Esta base de plantaciones forestales genera un excedente anual de madera de aproximadamente 5 millones de toneladas, que se van acumulando en el bosque”, precisó el funcionario.

 

Desde la visión del gobierno provincial, consideró que “en una nueva política forestal las prioridades son afianzar al pequeño y mediano productor mediante la mejora de precios; poner en valor la materia prima generada en las plantaciones a través de instalación de industrias que consuman este excedente y promover la producción y consumo de bienes finales como el mueble y la vivienda. Las estrategias necesarias son la cohesión de la oferta utilizando herramientas legales ya disponibles, reconversión de las industrias de base forestal, donde debe intervenir fuertemente el Estado en una nueva ley de promoción que apoye decididamente al sector de pequeñas industrias forestales, y el agregado de diseño”, indicó Gauto.

 

De esta manera, el subsecretario aportó su visión sobre hacia dónde debería estar orientada una nueva ley de promoción foresto-industrial, considerando que en dos años vence el período de la Ley 25.080, y apuntó que es necesario:

 

1°) Promoción ajustada a regiones y con descentralización de ejecución en marcos de acuerdos Nación-Provincia

2°)Mantenimiento de los Aportes Económicos No Reintegrables para reforestaciones con pequeños forestadores

3°) Inclusión de plantaciones para dendroenergía

4°) Inclusión de Innovación, Desarrollo y Capacitación, para el valor agregado

 

Paralelamente, se demanda una herramienta de apoyo para una nueva plataforma de desarrollo foresto-industrial que:

 

  • Promueva inversiones para el reordenamiento y competitividad de la industria de base forestal y de valor agregado
  • Promueva y administre “acuerdos para la competitividad”, relacionados a costos, mercados, financiamientos y fondo de garantías.
  • Fomentar y apoyar a fondos de inversión para pequeños y medianos forestadores en base a la Ley del Derecho Real de Superficie Forestal N°25.509

 

Debate sectorial

 

Tras las exposiciones, los organizadores generaron un espacio de debate para aportar las diversas visiones sobre la realidad de la actividad con la participación en una mesa redonda para el intercambio de idea.

En ese marco, discutieron el funcionamiento y la eventual nueva prórroga de la Ley de promoción forestal 25.080/26.432.

 

En las conclusiones del encuentro, a las que accedió ArgentinaForestal.com, los organizadores afirman que “en general hubo coincidencias entre los participantes y el público sobre la necesidad de continuar apoyando las plantaciones a pequeños y medianos productores; también en reorientar los incentivos a la industria forestal y a la competitividad de las empresas; en la necesidad de profundizar la investigación forestal; en que las operatorias se deberían reducir al mínimo las cargas burocráticas y apoyarse más decididamente en los técnicos que intervienen en los planes forestales; y en definitiva a buscar una legislación más apropiada para el desarrollo integral del sector forestal”.

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE