Reflexión del Pastor Decena: La importancia de las palabras

Reflexión del Pastor Decena: La importancia de las palabras

En la Biblia, Santiago hace la comparación entre el pequeño timón de un barco y una lengua, ya que son los miembros pequeños que dirigen el camino y nos pueden hacer llegar a “puerto seguro” o pueden hacer que nos hundamos como el Titanic. Es importante tomar conciencia de que tus palabras edifican o destruyen, desaniman o inspiran, curan o dañan, por eso: elígelas con cuidado! Y desata palabras de bendición para tu vida y la de los demás.

 

 

Mateo 12:37 “Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado”.

1-DAREMOS CUENTA

Quiere decir que la cuenta la tendremos que pagar… o sea, se pasará factura cuando debamos

Mateo 12:36 “Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio.

Mateo 12:37 Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado”.

Apenas nos sorprendemos cuando Dios condena las palabras profanas e inmorales, diciendo que “…lo que sale de la boca, del corazón sale…” (Mateo 15:18).

¿Y qué de las palabras descuidadas que sueltas sin considerar el efecto que causan en otro? Si piensas que Él simplemente “hace la vista gorda”, como que piensas que su Palabra no tiene autoridad.

Tus palabras edifican o destruyen, desaniman o inspiran, curan o dañan; por tanto, ¡elígelas con cuidado hoy!

Proverbios 12:18  “Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada; Mas la lengua de los sabios es medicina.”

Valientes son los que saben callar, y que no se les puede persuadir para que digan algo que no conviene. Palabras “sin ton ni son”, se refiere a las charlas sin sentido en la que te metes cuando no tienes nada importante que aportar. Por inofensivas que parezcan, cuanto más sigas con ellas, más fácil es que se degeneren en chisme y crítica.

Santiago 3:2 “Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo”.  

¿Has tenido la oportunidad de ver el timón de un barco? pequeños en comparación al tamaño de un barco. Por ejemplo, imaginemos un barco algo grande, digamos como el Titanic ¿Recuerdas la película?,… ¿Recuerdas que paso cuando vieron el Iceberg? El Capitán le ordenó a los demás marineros inmediatamente que viraran el timón del barco para tratar de cambiar su curso, pero lamentablemente la catástrofe fue inevitable…

Y ¿Qué tienen que ver los barcos con las palabras? ¡Pues mucho! Verás en Santiago 3:1-12 se nos enseña que todas las grandes embarcaciones son gobernadas con un muy pequeño timón por donde el que las gobierna quiere. Así también la lengua es un miembro pequeño, eso dice en Santiago 3:4b-5a.

Se hace la comparación entre un timón y una lengua, ya que son los miembros (pequeños) los que dirigen el camino y nos pueden hacer llegar a “puerto seguro” o pueden hacer que nos hundamos como el “Titanic”.

Por cierto, fue una “lengua” la que dijo que “ni Dios podría hundir el Titanic” y ya sabemos el final de esa triste historia.

También dentro del pasaje se hace otra comparación interesante, ¿Has visto alguna vez como se inicia un incendio? Tal vez no te hayas dado cuenta, pero muchos incendios grandísimos, lo más seguro es que comenzaron con un pequeño fuego: ¡Cuán grande bosque enciende un pequeño fuego! Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad”. Santiago 3:5-6.

La Biblia dice que debemos ser “…pronto[s] para oír, tardo[s] para hablar…” (Santiago 1:19b).

Y Salomón añadió: “Aun el necio, cuando calla, es contado por sabio” Proverbios 17:28. ¿Confiarías en alguien que tiene un comentario superficial para cada cosa?

Por lo tanto, haz una pausa y piensa en las palabras que salen de tu boca. ¿Serías más respetado y causarías menos confusión si la mantuvieras cerrada más tiempo? ¿O si fueras más cuidadoso con las cosas que cuentas, o si pensarías dos veces antes de “disparar sin apuntar”?

David oró: Salmos 19:14 “Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío”.

2-LAS DECLARACIONES EN LA BIBLIA

Cash Luna tiene una declaración muy buena que dice: “En mi boca está el poder de la vida y de la muerte, hablare palabras de vida y no de muerte, de salud y no de enfermedad, de riqueza y no de pobreza, de bendición y no de maldición; porque en mi boca hay un milagro”.

En la Biblia las declaraciones son esenciales para el avance del reino de Dios, y podemos ver por ejemplo a Ezequías cuando le anima al pueblo y le dice las siguientes palabras: 2ª Crónicas 32:6 “Y puso capitanes de guerra sobre el pueblo, y los hizo reunir en la plaza de la puerta de la ciudad, y habló al corazón de ellos, diciendo:

2° Crónicas 32:7 “Esforzaos y animaos; no temáis, ni tengáis miedo del rey de Asiria, ni de toda la multitud que con él viene; porque más hay con nosotros que con él.

2° Crónicas 32:8 Con él está el brazo de carne, mas con nosotros está Jehová nuestro Dios para ayudarnos y pelear nuestras batallas. Y el pueblo tuvo confianza en las palabras de Ezequías rey de Judá”.

Cuando uno ve a supuestos profetas tan negativos, criticones y difamadores les digo que hace falta palabra de ánimo a un pueblo que está siempre rodeado por demonios para que se desanime, para que se detenga. De las otras palabras, las negativos siempre estará llena la tierra, pero vemos que cuando un creyente se desanima, ni que lo asustes con el infierno levanta cabeza!

La función fundamental de la profecía en el Nuevo testamento es dar fe a la iglesia que está totalmente involucrada en una lucha espiritual a muerte!

Si la iglesia no está en la primera línea de batalla espiritual entonces a que se va a dedicar? que se dedique a debatir lo que se le ocurra, pues el maligno hace lo que se le ocurra.

Hechos 15:32 “Y Judas y Silas, como ellos también eran profetas, consolaron y confirmaron a los hermanos con abundancia de palabras”.

 

3-EL PODER DE LA LENGUA

Proverbios 18:21 “La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos”.

Si continuamente dices estoy enfermo, de esa manera vas a estar, “el que la ama comerá de su fruto”.

Quiere decir, que el que la usa, y ama usarla, comerá de su fruto, y recibirá lo que está proclamando.

– “Estoy cansado, estoy cansado” ¿cómo va a estar? Cansado. En momento de presión como actuamos.

Y dijo Dios, “todo empezó con palabras, y así se sostiene el universo”.

¡Bendiga sus finanzas y las finanzas deben ser bendecidas!

Marcos 11:22 “Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios.

Marcos 11:23  Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho”.

No puede estar hablando literalmente de un monte. Habla de un demonio que se atraviesa cuando Usted quiere avanzar en el reino de Dios. Hay muchos que han dejado el ministerio, o la empresa. Un monte representa un demonio, un gigante, es algo que parece imposible de superar; que se atraviesa cuando quiere vivir para el Reino de Dios.

Cuando no hay conciencia del Reino de Dios, el demonio ni se preocupa, pero Usted tiene autoridad en su lengua. La tercera dimensión es espacio, tiempo y materia; la cuarta dimensión es eternidad, donde las cosas son, ya son.

Hay creyentes que están en el mismo lugar hace años. Algo esta trancado, hay un techo, y va a estar allí hasta que se decida hablarle al monte en el Nombre de Jesús.

¿A dónde se fueron los cerdos donde entraron los demonios que echó Jesús? Al océano, al abismo ¿A dónde te vas monte? ¿A dónde te vas demonio? Al abismo, al mar, en el nombre de Jesús.

Algo pasará cuando le dices al gigante como le dijo David: “te cortaré la cabeza, te venceré, daré tu carne como comida a las aves del cielo”.

No dudaré, será hecho lo que digo en el nombre de Jesús…. Será hecho!

Yo, hoy, declaro, afirmo, profetizo y proclamo lo siguiente: Yo y mi casa serviremos a Jehová. En la ley de Jehová está mi delicia y en su ley medito de día y de noche. Seré como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da fruto a su tiempo y su hoja no cae, y todo lo que haga PROSPERARÁ. La gloria venidera será mayor que la primera. Mi descendencia verá la gloria de Dios.

Este día, esta semana, este mes, va a traer grandes, maravillosas y poderosas bendiciones. Soy portador/a de la gloria de Dios. ¡Tengo Fe en Dios. Y mi fe crece, crece y crece!

Dios me va a dar lo mejor de la tierra. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Voy a ser 10 veces mejor que el mundo, como fue Daniel. ¡Los mejores días de mi vida han comenzado! ¡El bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida! Porque la sangre de Jesús tiene poder sobre mi vida.

Pastor Guillermo Decena, Centro Familiar Cristiano Eldorado.

Prédicas en vivo los miércoles y domingos 20 horas, a través de http://cfceldorado.org/



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE