Megacausa Itatí: aún sin novedades de dos de los principales cabecillas narco

Megacausa Itatí: aún sin novedades de dos de los principales cabecillas narco

A pesar de que el megaoperativo “Sapucay” efectuado en Itatí logró la detención de 27 personas, aún restan 10 prófugos, entre los que se contabilizan dos de los principales cabecillas: Federico “Morenita” Marín y Luis “Gordo” Saucedo.
Como bien lo reflejó época en sus páginas, un tercer sospechoso de ser jefe criminal de Itatí, “Cachito” Bareiro, se encuentra detenido desde el año pasado en la cárcel federal de la ciudad de Resistencia. A pesar de su encierro, durante el operativo que se realizó el martes trascendió la sospecha de que desde la unidad carcelaria continuó con la organización de los traslados de marihuana desde Itatí al resto del país.
No sería el único caso, ya que fuentes cercanas a este medio indicaron que en su oportunidad, lo mismo habría hecho Marín. En el 2011, “Morenita” había sido detenido en Tucumán con 500 kilos de marihuana tras lo cual pasó un tiempo en el penal provincial de Villa Urquiza. Tres años después fue condenado en un juicio abreviado a cinco años de prisión. Sin embargo, inexplicablemente fue excarcelado en agosto de 2015, año en que desapareció de la provincia norteña.
Son grandes las sospechas de que durante su encierro, Marín habría consolidado el nexo entre narcos tucumanos y correntinos, gracias a lo cual la ruta de Itatí abarcó también esa zona del país. Además de Tucumán, los envíos de cannabis sativa alcanzaban a Santiago del Estero, Salta y Jujuy.
Lo último que se supo de Marín fue que en octubre de 2016 en la capital correntina, gendarmes intentaron atraparlo mientras se movilizaba en un automóvil. Esto derivó en un enfrentamiento armado y una persecución que inició por Lisandro Segovia al 1700, entre Lavalle y General Paz, sin resultado positivo. Luego de ese incidente, ofreció una entrevista en una radio capitalina para contar su versión de lo sucedido y desmentir que sea un capo criminal. “Tuve problemas con la Justicia, no lo voy a negar, pero no soy un gran narcotraficante y no soy jefe ni de mi familia”, explicó en el reportaje.
El itateño, que actualmente tiene 30 años, comentó en dicha oportunidad que había ido a Paraguay. Vale remarcar que más allá de los dichos de Marín, tiene firmes pedidos de captura internacional.
En el vecino país también se encontraría otro presunto jefe narco: Luis Saucedo, conocido como “Gordo” o “Luicho”, quien es buscado por las autoridades desde el mes pasado, luego de que Gendarmería arribara a Itatí para detener a la hija y el yerno del Intendente: Mariela Terán y Ricardo Piris.
Los efectivos se habían dirigido hacia la Municipalidad local, donde Saucedo figuraba como empleado. En la nómina de detenidos, difundida por la Justicia, figuran Silvia Soledad Ayala, quien sería pareja del “Gordo”. También están arrestados los hermanos de Saucedo: Angélica Viviana, Pedro Walter y Julio César. Este último sería esposo de Hebelin Aída Aquino, hermana del Viceintendente, según detalló la agencia Télam.
El intendente Natividad Terán y su vicejefe Adrián Aquino fueron detenidos el martes, en medio de 49 allanamientos que alcanzaron a Itatí, Bella Vista, San Cosme e Ituzaingó. Además de los funcionarios municipales fue arrestado el comisario de Itatí, Diego Osvaldo Ocampo Alvarenga. Un dato que trascendió sobre el policía fue que en 2008 estaba al frente de la Policía Rural de San Luis del Palmar, año en que uno de los efectivos que tenía a cargo fue detenido en la ruta por trasladar casi 60 kilos de marihuana en un patrullero de la Fuerza. Vale destacar que en el accionar de esta semana se encontraron 12 kilos de marihuana en la comisaría de Itatí. Toda la droga confiscada el martes estaba distribuida en 19 paquetes tipo “panes”.
No sólo efectivos de la Policía de Corrientes fueron apresados, ya que también se vio aprehendido un gendarme de apellido Alvarenga que prestaba servicio en Ituzaingó. Además se detuvo a dos altos agentes de la Policía Federal, delegación de Corrientes, la que fue intervenida el miércoles junto con el pase a disponibilidad de 17 efectivos.
Ese día se produjo el traslado a Buenos Aires de algunos detenidos, entre los que estaban Terán y Aquino. Declararon el viernes en el Juzgado Nº12 de Comodoro Py, donde inició la causa. Los funcionarios negaron tener relación con el narcotráfico. Un detalle que trascendió de la declaración del Viceintendente es que dijo tener una pésima relación con Terán y hasta pidió ser encarcelado por separado. “A Saucedo lo conozco porque es cliente de mi ferretería”, declaró Aquino, quien tuvo que responder por escuchas telefónicas en las que, según entiende el Ministerio Público Fiscal, habló con Marín sobre los puestos de fuerzas federales con la supuesta intención de que los narcos esquiven a los efectivos. Sobre el tema Aquino dijo que en realidad el supuesto capo mafioso le había ofrecido ayuda para buscar a familiares suyos que habían naufragado frente a las costas de Itatí cuando volvían desde Paraguay, accidente náutico ocurrido el pasado agosto.
De a poco, ante el juez de la causa Sergio Torres, declararon los vinculados al caso. De ello el magistrado indicó que la mayoría prefirió abstenerse de hablar.
Asimismo indicó que teniendo en cuenta todos los vehículos de alta gama entre otros elementos de valor secuestrados durante la investigación, la causa podría derivar en una investigación por lavado de dinero.
Por último, vale remarcar que la agencia Télam señaló que un supuesto familiar del viceintendente de Virasoro, Gustavo Sabio, estaba entre los detenidos del caso. época se comunicó con el funcionario, quien desmintió categóricamente tener algún allegado implicado y señaló que pedirá la rectificación de la información.

Fuente: diario Época



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE