Posadas: la mujer policía que se accidentó en noviembre sigue sin despertar y Santino, su bebé que nació en Navidad, es el principal motor para la recuperación

Posadas: la mujer policía que se accidentó en noviembre sigue sin despertar y Santino, su bebé que nació en Navidad, es el principal motor para la recuperación

César Bannan junto a su hermana y el pequeño Santino

 

A casi tres meses de su nacimiento, el pequeño Santino se convirtió en una pieza clave para el tratamiento y evolución de Amelia Bannan. Nació con su madre inconsciente, estado que mantiene la mujer,  pero diariamente el bebé hace que su mamá reaccione a diferentes estímulos, en especial al olor y sollozo de su hijo.

Amelia que permanece en  un estado inconsciente, sin poder hablar o fijar la mirada hace más de cuatro meses.  Se encuentra ahora internada en Neuma, en un centro especializado de rehabilitación de Posadas, que a través de diferentes métodos como kinesiología y fisioterapia busca lograr que ella despierte y esté consciente.

Norma Bannan, su hermana, es quien se encarga del cuidado del pequeño. Su hermano César también participa y acompaña constantemente. “Ella está evolucionando bastante bien, ahora se le está haciendo únicamente kinesiología”, contó Norma. Agregó que  “le realizaron la tomografía que salió muy bien, donde nos dijeron que su cerebro evolucionó y ya no queda nada del coagulo causado por el accidente”. Agregó que “se le hizo un fondo de ojo para ver como esta su visión y aparentemente el nervio óptico está bien, por lo que se cree que la causa de la no visión y  de no poder hablar es todo efecto de los daños neurológicos que sufrió, ya que su organismo funciona de manera normal”.

Santino con su tía Norma

 

El motor clave en su recuperación y evolución, afirman sus familiares es su pequeño hijo, “ella responde muy bien cuando está con él, lo quiere abrazar, por momentos se da cuenta de sus limitación y notamos que se pone un poco triste”. Por eso recalcan que Santino es muy importante para ella, “se siente el cariño y el amor entre ellos cuando están juntos”.

Norma como el resto de la familia están constantemente con Amelia, apoyando y cuidando de ella y de su bebé, por lo que sienten que a partir de ahora lo que necesita su hermana es un mayor seguimiento en la parte neurológica y cognitiva, además por supuesto del continúo estímulo que le genera el contacto cotidiano con el pequeño.

Así quedó el auto donde viajaba Amelia



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE