Policías evitaron que se suicide pero mira lo que pasó después

Policías evitaron que se suicide pero mira lo que pasó después

Fue el pasado 12 de marzo cuando un policía del condado de Orange, California, mató de un disparo a un delincuente pocos segundos después de evitar que se suicidara.

El incidente comenzó cuando la Policía observó que la furgoneta que manejaba el fallecido, Michael Anthony Perez, tenía una luz trasera estropeada. Las autoridades comprobaron su matrícula, descubrieron que existía una orden de búsqueda para el vehículo y trataron de que el conductor se detuviera, pero en un principio se negó a obedecer.

Tras unos minutos de insistencia, Perez se paró en el estacionamiento de un shopping y, cuando bajó una ventanilla, los oficiales lo obligaron a abandonar su camioneta, pero permaneció encerrado, abrió una lata de gasolina, derramó parte de su contenido en un trapo y encendió un cigarrillo.

Tras avisar a los bomberos, los agentes rompieron el vidrio del pasajero y emplearon una manguera para derramar agua a presión dentro del vehículo, prevenir un incendio y hacer salir al hombre, quien salió por su ventana lateral armado con un cuchillo.

En ese momento, al menos siete guardias emplearon “munición no letal” para reducir al sospechoso. Sin embargo, resultó ineficaz. Fue entonces cuando un policía disparó a Perez en el torso y lo asesinó.

El sargento Rob Thorsen, de la Policía de Orange, ha explicado que Perez tenía “un amplio historial criminal” que incluía “delitos relacionados con armas y narcóticos”. En cualquier caso, la oficina del fiscal del distrito de la región investiga los detalles del suceso.

Policías evitaron que se suicide pero mira lo que pasó después from MisionesOnline on Vimeo.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE