El terrible relato de la viuda de una de las víctimas del recital

El terrible relato de la viuda de una de las víctimas del recital

María José acudió al recital junto a Javier León, quien se descompensó apenas después de iniciado el show y llegó al hospital ya fallecido. “Al Indio le faltó organización”, reclamó.

Javier León fue una de las dos víctimas fatales del recital del Indio Solari en Olavarría que terminó en tragedia. Si bien en un principio se estimó que el hombre sufrió un paro cardíaco a causa de una avalancha producida en la parte cercana al escenario, fue la propia esposa, María José, quien estaba junto a él, la que se encargó de dar detalles y clarificar lo sucedido.

“A nosotros nos pasó esto en el momento que el Indio está tocando el primer tema”, afirmó la viuda en declaraciones a la prensa desde su casa en Los Polvorines.

La mujer aseguró que su marido se empezó a poner pálido, a transpirar mucho y a sentir fuertes náuseas instantes después de comenzado el show, por lo que se trasladaron al puesto de enfermería más cercano para que lo atendieran.

“Había mucha gente. Lo meten en la enfermería. Le ponen suero. Supuestamente era un tema de la presión, lo sacaron otra vez afuera y ahí se me desploma”, explicó María José.

Y continuó: “Vuelve a entrar y ahí ya no me dejaban ver qué estaba pasando. Supuestamente me dijeron que él estaba bien, que lo iban a trasladar al hospital como para que esté más compensado. Yo pedí ir en la ambulancia con él, me dijeron que no. Le exijo al médico ir con él y me aclara rotundamente que NO. Una chica que estaba ahí, no sé si era enfermera o qué, me dijo ‘aprovechá, salí ahora como puedas y andá corriendo al hospital’. Cuando llego al hospital, mi marido ya estaba fallecido”.

La viuda afirmó que durante el domingo se realizó una autopsia al cuerpo de Javier en la que se determinó que el hombre falleció a causa de un “paro cardíaco por estrés”.

“Tuve que caminar 24 cuadras para poder llegar al auto y encima iba caminando a contramano de toda la gente que estaba intentando entrar al show en veredas que estaban colapsadas. Cuando llegué al hospital, me dijeron que estaban esperando que llegara alguien porque mi marido había ingresado ya fallecido”, relató María José, quien además aclaró que el fallecimiento fue caratulado como “muerte dudosa”.

María José reconoció que su hijo Luca la acompañó en todo momento y jamás estuvo desaparecido, como circuló en las redes sociales en las primeras horas del domingo.

La mujer se confesó una fanática de años del Indio Solari y afirmó que a lo largo de las últimas dos décadas de su relación con Javier acudieron a la mayoría de los recitales del músico como solista y a los últimos shows de su ex banda Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

Asimismo, María José confesó que el factor organizativo del show del último sábado falló como nunca antes lo había visto.

“Siempre fuimos a los recitales del Indio y de Los Redondos. Siempre hubo organización. Lo único que puedo decir es que esta vez no hubo organización. Yo compré una entrada en el mes de enero. A mí nadie me pidió entrada, no pasé controles. Siempre estuve acostumbrada a que a diez cuadras me frenen para controles, chequeos, ni cartera podía llevar porque no podía entrar ni un encendedor. Esta vez no hubo controles”, explicó.

“Todo fue un caos. Nosotros teníamos familia que también estaba ahí y se tuvieron que ir al tercer tema porque ya era todo un lío”, agregó.

La viuda no quiso reposar toda la responsabilidad de la tragedia en la figura del músico, aunque sí deslizó que le cabía algo de culpa en el factor organizativo.

“(El indio) sabía que iba a haber la gente que hubo en el lugar. Para mí hubo unas 600 mil personas (…) Yo tengo la cabeza muy en caliente. Al Indio le faltó organización. Yo estoy acostumbrada a ir a sus recitales y esta vez no hubo organización. No sé si es culpa de él, de los que habilitaron el lugar, pero no era lo que tenía que ser”, sentenció.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE