Subcomisario preso por asalto: lo vinculan con otros tres atracos y buscan a más sospechosos

Subcomisario preso por asalto: lo vinculan con otros tres atracos y buscan a más sospechosos

El subcomisario Claudio Cáceres (42) y su presunto cómplice, Rodolfo Jesús Toledo, alias “Achura”, detenidos por el asalto que sufrieron la semana pasada los cambistas encarnacenos Jonatan Rauser Espínola y Guido Garay, a quienes tres delincuentes le robaron la semana pasada en Posadas 18 mil dólares, están en la mira por otros tres golpes delictivos ocurridos en la capital provincial que tuvieron un denominador común: los autores abordaban a las víctimas diciendo que eran policías.
El 22 de diciembre del año pasado, a las 21.30, Elizabet Franco (48) manejaba un Chevrolet Vectra, chapa JMJ 443, por la calle Soria. Cerca del cruce con Nuñez, se le puso a la par y la obligó a parar un coche blanco, sin matrícula, del que bajaron dos hombres con chalecos y gorras con la inscripción “PFA” (Policía Federal Argentina). La mujer contó que de manera agresiva empezaron a revisarle el coche y se llevaron una cartera con 5.000 pesos.
Ya en este 2017, el 2 de febrero, a las 15.30, Susana Rojas manejaba un vehículo por la avenida Cabred casi Marconi, cuando fue interceptada por un auto blanco, con cuatro ocupantes. Esos desconocidos, armados con una pistola, dijeron ser policías. Le sacaron dos bolsos con ropa. En un bolsillo de uno de ellos, además, había 20 mil pesos.
El 17 de febrero último, a las 3.20, en avenida Jauretche casi Quaranta, Derli Melgarejo Franco (18) se encontraba en la vereda de su casa, cuando apareció un Corsa blanco, del que descendieron cinco hombres. Como en los casos anteriores, se presentaron como efectivos policiales. Luego de maniatar al joven, se llevaron cuatro televisores Led y tres aires acondicionados, entre otras cosas.
Cuando lo detuvieron en el acceso Oeste y continuación Chacabuco, ayer al mediodía, el subcomisario Cáceres se movía en un Corsa blanco con vidrios polarizados, matrícula NLO 320. Al ver que lo rodeaban sus colegas, escondió 2.800 dólares en la gorra de su uniforme. Además de los billetes, le incautaron un teléfono celular.
En su casa de la calle Las Azaleas 10423 del barrio Itaembé Guazú, los investigadores secuestraron una pistola nueve milímetros, un cargador y nueve proyectiles del mismo calibre, una esposa de seguridad, tres chips, un pan de marihuana de 788 gramos y dos balanzas de precisión para quince kilos.
“Achura” Toledo fue detenido cuando conducía una camioneta Ford Ranger, chapa NLP 212. Luego allanaron su casa de la calle Líbano 3324 y allí decomisaron 14.500 pesos, dos celulares y el DVR del sistema de circuito cerrado de cámaras de seguridad que posee la vivienda.
Mismo modus operandi en todos los golpes, mismo auto. Las sospechas hacia Cáceres y Achura son muchas, pero la investigación continúa.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE