Adelgazar no debe ser sólo disminuir números en la balanza

Adelgazar no debe ser sólo disminuir números en la balanza

El sobrepeso y la obesidad se definen como el aumento de la grasa corporal total. Nuestro cuerpo está formado por tejido óseo, muscular, graso y agua. Cuando hay obesidad el tejido graso está aumentado en valores más altos que los normales, y sucede en muchos casos que, además, la masa muscular se encuentra disminuida.

La importancia de este aspecto radica en que muchas veces deseamos bajar de peso al costo que sea, sometiéndonos a dietas extremas, muy restrictivas, tomando pastillas diuréticas y laxantes, dejando de comer harinas y todo tipo de hidratos de carbono, y, si bien, al realizar estas acciones observamos que la diferencia de peso en la balanza es importante y en poco tiempo, la verdad es que estamos perdiendo masa muscular y poco o nada de la masa grasa.

Entonces, volviendo al concepto de obesidad, por más que bajemos de peso, pero sigue habiendo un alto porcentaje de grasa corporal y bajo de músculos, la persona sigue siendo obesa. Y esto es muy importante debido a que la masa muscular es metabólicamente mucho más activa, es decir, hace que nuestro cuerpo gaste más energía, incluso en estado de reposo, por lo tanto, no será necesaria tanta restricción de alimentos, lo cual es insostenible, ya que no podemos comer tan poco por mucho tiempo, por un lado, porque es difícil mantener una dieta con estas características y, por otro, estaríamos ante una deficiencia de nutrientes necesarios para las funciones normales del organismo.

Un detalle que cabe destacar acerca de la restricción extrema de hidratos de carbono o comúnmente llamados “harinas”, es que los mismos son el combustible del cuerpo, es lo primero que se gasta al realizar una actividad física, de modo que, si no hay una cantidad adecuada de ellos, el cuerpo utilizará las proteínas de la masa muscular para satisfacerla necesidad energética, y, además, existe una alta probabilidad de un efecto rebote una vez que se ingieran un poco más de estos alimentos.

La pregunta es, ¿cómo podemos hacer para adelgazar, pero mantener o aumentar a su vez la masa muscular?

La respuesta es: primero es necesario un plan alimentario adecuado a las calorías requeridas para cada persona de acuerdo a sus características físicas, fisiológicas, trabajo y actividad física que realice, sin dejar de lado alguna patología que padezca dicha persona. Este plan debe incluir alimentos variados, con todos los nutrientes, hidratos de carbono, un buen y adecuado aporte de proteínas (pero no en exceso), grasas de buena calidad, vitaminas y minerales. No se eliminan alimentos, sino que se controla la cantidad y calidad de los mismos.

 

Y, por otro lado, para la ganancia de masa muscular, es indispensable la práctica de actividad física, tanto aeróbica como anaeróbica, es decir, puede ser caminatas, bicicleta, baile, musculación, etc. de acuerdo a los gustos y aptitud física de cada persona.

Un dato de suma importancia respecto a este tema, es que en muchas ocasiones sucede que al realizar un plan alimentario adecuado y actividad física regular no notemos gran diferencia en la balanza, pero si en la ropa, notamos que nos queda más holgada, reducimos medidas, cambia la forma del cuerpo, y esto pasa debido a que el músculo tiene menos volumen pesando exactamente lo mismo que la grasa.

La idea de esta nota es que reflexionemos sobre el adelgazamiento, no debemos poner en riesgo la salud por querer pesar menos, sin importar las consecuencias y los cambios fisiológicos del cuerpo. La forma saludable de bajar de peso, si bien lleva más tiempo y requiere de paciencia y constancia, tiene resultados duraderos, sin efectos rebote ni riesgos para la salud.

Ante la duda y el deseo de querer lograr un cambio la mejor opción es pedir ayuda a profesionales que se han capacitado para mejorar la salud y la calidad de vida de las personas, nos podrán ayudar a lograr nuestros objetivos con herramientas que sirvan para ello, y se adecúen a nuestras necesidades y características personales. En cuanto al diagnóstico y seguimiento del peso y los porcentajes de masa muscular y grasa, los profesionales de la nutrición cuentan con balanzas especiales y mediciones corporales que brindan dicha información.

Por la licenciada Romina Krauss – M.P. N° 147

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE