Exceso de oferta y la falta de control, serían los puntos principales de la problemática yerbatera

Exceso de oferta y la falta de control, serían los puntos principales de la problemática yerbatera

El rector de la Universidad Nacional de Misiones, Javier Gortari, estudioso sobre el tema de la yerba, explicó lo que considera la razón de la problemática yerbatera. “Se produjo lo que se avizoraba años atrás: excedente de producción en conjunción con falta de controles adecuados”, marcó.

Javier Gortari. LT 17
Agregó que lo que está ocurriendo era previsible, ya que en las dos últimas zafras se superaron los 800 millones de kilos de hoja verde. Cuando del 2014 para atrás a penas estábamos en 700 millones de kilos. “Se fue plantando más yerba, que fueron grandes productores, asociados a molinos y eso se está viendo ahora, donde hay mayor producción con un consumo que no crece a ese ritmo y el principal mercado es el interno”, explicó. Dijo además que el mercado externo era Siria, donde la guerra dificultó la exportación. Todo ese conjunto de situaciones generó un exceso de ofertas.
“Cuando uno va a vender hoja verde la negociación es dura, el productor debe cosechar, necesita el dinero y el secadero le dice te compro a tanto y en los papeles después figuran otros montos”, señaló respecto a la realidad del productor y la falta de control.
Asimismo el especialista en el tema, evaluó que al pagar los 2 pesos menos de lo que está fijado el valor de la materia prima, al año son 100 millones de dólares que le sacan al productor y al tarefero que va al resto de la cadena (molino, hipermercado, secadero).
Gortari también puntualizó la situación de los grandes productores, donde al producir en gran escala, el precio que fija el Inym le genera ganancias y genera la posibilidad de más inversiones, pero el que se empobrece es el pequeño productor.
“Ese proceso de concentración se dio también en los secaderos, en los molineros y la distribución comercial en unos seis hipermercados grandes, entonces desde ahí se establece un precio y eso empuja la cadena para bajo y donde el perjudicado es el más pequeño”, indicó.
Cuál sería la solución
En cuanto al proceso de concentración dijo que no hay forma de detenerlo con las herramientas que se cuenta hoy. En este sentido, señaló que crear un fondo yerbatero, como propuso el diputado Héctor “Cacho” Bárbaro, podría ser un paliativo interesante, para que se redistribuya parte de esto que no se puede disputar a los hipermercados, pero extraerlo a través de un impuesto a la yerba, y que lo pague al consumidor, un diez peso que vuelve al productor. “Esto en el corto plazo”, marcó. Agregó que en el largo plazo es necesaria una planificación que también debe ir en el sentido de limitar plantaciones, limitar cupos, “pero ahí se va a jugar la cuestión de la constitucionalidad” de lo que puede hacer cada uno, y para ello se debe tener un consenso político, lo cual ve difícil.
Finalmente insistió en que el único que no puede defenderse más que con la calle y cortes, son los tareferos y pequeños productores.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE