Desde el básquetbol adaptado, Noelia Olivera sigue los pasos de Finito Gehrmann

Desde el básquetbol adaptado, Noelia Olivera sigue los pasos de Finito Gehrmann

La jugadora de la Escuela Municipal de Básquetbol (silla de ruedas) fue convocada para participar con la Selección Argentina de la especialidad para jugar el Sudamericano de Lima, en abril próximo. “Cuando el entrenador dio la lista, por arte de magia apareció mi nombre”, declaró.

 

 

Recorre el hall central y baja por la rampa de acceso a la cancha del club Tokio.  Dibuja una amplia sonrisa para saludar a cada uno de sus compañeros. “Ahí llegó Noe”, se escucha a lo lejos. Unos giros alrededor del rectángulo y empieza el romance con la “naranja”.  Su rutina no cambia aunque quizás sí la intensidad de sus entrenamientos, porque a la hora de hablar de la Selección Argentina, su rostro se enciende. Noelia Olivera, la joven de Panambí que decidió jugar al básquetbol adaptado (silla de ruedas)  después de sufrir un grave accidente automovilístico, desde el año pasado participa de diferentes concentraciones con la Selección Argentina de mujeres “somos pocas las nuevas y la idea desde que comencé a entrenar era seguir aprendiendo”. Pero lo que Noelia no esperaba, era la convocatoria para jugar el torneo Sudamericano de la especialidad, a desarrollarse del 24 al 30 de abril, en Lima (Perú).

“Estuve en una concentración en Santa Fe con la Selección el pasado fin de semana y cuando el entrenador dio la lista de jugadoras para el Sudamericano, por arte de magia apareció mi nombre”. No es magia, sino parte de su arte para mostrar sus cualidades en una disciplina casi nueva para ella, pero su esfuerzo, dedicación y constancia ya la ubican entre las mejores exponentes de la discplina en el país.  “Todo está pasando muy rápido aunque mis energías, desde que llegué a la Selección, fueron para quedarme en el equipo”.

Integrante de la Escuela Municipal de Básquetbol bajo las órdenes del profesor Marcelo Bogado, Noelia Olivera  es la única mujer que nunca falta a las prácticas con los varones y sin dudas es la líder de la formación. Conduce al quinteto en cada una de las jugadas y alienta siempre a los demás. “Acá el entrenamiento que tenemos es muy intenso, lo único que me costó un poco fue adaptarme a los sistemas de juego de la Selección, porque hay un grupo de chicas que viene hace rato jugando y sólo somos dos las nuevas que vamos a viajar a Lima”.

El profe llama para iniciar la práctica en el Tokio porque el 18 y 19 de marzo jugarán un certamen en Posadas ante formaciones de Entre Ríos, Córdoba, Santiago del Estero, La Plata y Chaco.  Allí estará Noelia Olivera, junto a sus compañeros de la Escuela Municipal y antes de despedirse con mucha amabilidad para acoplarse a los trabajos admitió que “no me entra tanta información todavía, no caigo aún que estoy en la Selección. En un año pasé de aprender a jugar acá con los chicos de Posadas a estar en la Selección Argentina”.

Gira y se concentra. La charla terminó y ahora escucha atentamente al entrenador que les marca el sistema a ensayar. “Por lo general cuando vienen sólo quieren jugar partido, no quieren repasar los sistemas”, admite entre risas el profesor Marcelo Bogado. Pero precisamente Noelia Olivera es la que los empuja a los demás en un verdadero ejemplo de superación.

El básquetbol adaptado no tiene la chapa ni las luces del baloncesto convencional, sin embargo hay que ponderar que Noelia Olivera, como en algún momento lo fue Finito Gehrmann, es ahora la abanderada de la disciplina en el mundo.

 

Fotos: Sil Machado (Gentileza)



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE