Otorgaron certificados de reconocimiento a los voluntarios que dieron clases de apoyo escolar

Otorgaron certificados de reconocimiento a los voluntarios que dieron clases de apoyo escolar

Se entregaron este jueves los certificados de reconocimiento a los voluntarios del Centro de Apoyo que trabajaron durante todo el mes de febrero para capacitar a los alumnos que debían materias. Más de 30 voluntarios trabajaron –algunos a doble turno- para brindarles apoyo a los estudiantes que tuvieron que rendir exámenes para pasar de año.

La reunión contó con la presencia de Ricardo “Pelito” Escobar quien afirmó que “hay que defender la educación, porque es lo único que nos hará libres”.

Por cuarto año consecutivo el Centro de Apoyo organizó las clases para brindar acompañamiento a los estudiantes que tenían que rendir exámenes para pasar de año. Alicia Arévalo, coordinadora de la actividad, manifestó su alegría por el “deber cumplido”, ya que –según indicó- los padres les están avisando que sus hijos aprobaron las materias, sobre todo en lengua, matemática y literatura. “Este año tuvimos 10 alumnos de primaria que aprobaron las materias”. Además resaltó que “éste es un voluntariado social, que se viene consolidando desde cuatro años. Venimos trabajando con profesores voluntarios de la Facultad de Humanidades y de Exactas y de universidades privadas también”, detalló

Este año el Centro de Apoyo tuvo más de 200 alumnos inscriptos. Entre los 30 voluntarios que dieron clases, Alejandro Salinas, estudiante de la carrera de química de la Facultad de Ciencias Exactas, contó que la experiencia le resultó muy enriquecedora: “fue muy lindo trabajar con los chicos, brindarles a ellos algo de lo que he aprendido y para lo cual me estoy formando”.

Salinas mencionó que para él lo importante fue trabajar desde su propia formación, porque es muy distinto lo que se aprende en la facultad y luego tener que llevarlo a la práctica. “Me di cuenta que necesito trabajar bastante, pero también hay que hacer foco en que los chicos son importantes y hay que trabajar mucho con ellos, sobre todo en matemáticas, que es una de las que mayor demanda tuvo. Fue un trabajo largo pero lindo por los resultados, porque los chicos nos cuentan que les sirvió”, resaltó.

Otro de los voluntarios que dieron clases fue el “Chango” Coria, a quien Escobar reconoció especialmente. Coria contó que la experiencia de enseñar es una herencia familiar: “Tengo que pedir disculpas a los profesores por el título, porque mi experiencia de enseñar viene de la familia. Soy hijo de maestros, entonces desde chico ya me prendieron esas ganas de ser maestro”.

Escobar destacó que desde el concepto del voluntariado, de la solidaridad, del compromiso con la educación, que tanta falta hace en nuestro país, se tenga la posibilidad de que puedan acceder todos a la educación, sin excepción y que se puedan forjar un porvenir a través del estudio, trabajo y sacrificio. “Eso es lo que rescatamos y apoyamos. Pido más voluntarios para el año que viene. Acá no se cobra ni se paga nada pero se va armando una hermosa familia de trabajo y solidaridad”, subrayó.

SM

EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE