Las dudas beneficiaron al hombre que estaba acusado de intentar matar a su mujer y recibió una pena leve

Las dudas beneficiaron al hombre que estaba acusado de intentar matar a su mujer y recibió una pena leve

Mañana al mediodía se conocerán los fundamentos del fallo que condenó por “lesiones leves” y no por “tentativa de homicidio” Ángel Ruiz Díaz (43), el hombre que estuvo preso dos años acusado de haber intentado asesinar a su mujer tras una discusión en Puerto Iguazú.
El mes pasado, como los magistrados dieron por agotada la pena, el hombre salió del Tribunal Penal de Eldorado, donde se desarrolló el debate, caminando en libertad.
El fiscal Diego Barrandeguy esperará los argumentos de los camaristas Atilio León, Lyda Gallardo y María Teresa Ramos para decidir si apela o no el fallo.
Fuentes judiciales confiaron a Misiones Online que los camaristas aplicaron el beneficio de la duda con respecto al imputado, porque entendieron que si bien Ruiz Díaz atacó a su mujer, no hay pruebas irrefutables de que quiso asesinarla.
Esto obedece a que la víctima se desvaneció en medio de la agresión y cuando despertó lo tenía a su pareja al lado. Ella sostuvo siempre que él la quiso matar. Y el principal testigo, un policía que pasaba por el lugar, llegó al lugar cuando la mujer ya había vuelto en sí. El uniformado no vio a Ruiz Díaz intentando matar a su mujer. Sí escuchó la versión de ella del hecho.
En el juicio oral declararon 13 testigos. Barrandeguy solicitó 12 años de prisión por “homicidio doblemente agravado en grado de tentativa” para el acusado.
Por su parte el abogado del imputado, Fabián de Sa, solicitó la aplicación del artículo 43 del Código Penal, desistimiento voluntario de la tentativa, implica para la ley que la figura es atípica porque no hay conducta penal, o existe una excusa absolutoria. El Código Penal reza en el art. 43 “El autor de tentativa no estará sujeto a pena cuando desistiere voluntariamente del delito”, explicó.
Tras los alegatos, el tribunal deliberó el fallo más de tres horas. Finalmente, decidió absolver al acusado de “homicidio doblemente agravado en grado de tentativa”, pero condenarlo por “lesiones leves” a la pena de dos años de prisión.
El hecho sucedió el 20 de agosto de 2014 en Puerto Iguazú, cuando Ruiz Díaz discutió con su esposa Viviana Carballo, cerca de las 8 de la mañana, en la vivienda que compartían.
Según lo relatado por la víctima su marido era violento y no se llevaban bien, por esa razón, se estaba divorciando y ese día él se iba a ir de la casa. En entredicho habría comenzado por la cama y la tv del hijo, que Viviana le pidió que no se llevara.
De acuerdo a lo expresado por la mujer, el cruce verbal fue muy fuerte, y en un momento dado el hombre la tiró al suelo y agarró una cuerda que se la pasó por el cuello reiteradamente para ahorcarla. Ella llegó a perder el conocimiento, pero lo recuperó, lo empujó y se levantó mientras él le decía: “Qué te hiciste”. Según ella, intentando simular que ella sola quiso lastimarse y él la estaba ayudando.
Para los jueces, Ruiz Díaz lesionó a su mujer, pero no quiso matarla.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE