El conductor borracho que atropelló y dejó gravísimo a un adolescente en Posadas “se burlaba” tras el choque

Lo afirmó en diálogo con Radio Libertad la tía de Facundo (la víctima), que sigue en coma farmacológico. El chico de 15 años fue arrollado por un conductor ebrio en el mediodía del domingo. Su familia hace vigilia en las puertas del hospital Madariaga.

“Facundo estaba ayudándole a cerrar el negocio al tío, eran los últimos cajones (de verduras) que estaban guardando. Yo estaba en la vereda tomando tereré con mi nena de ocho años y mi nenito de seis años. Cuando ellos vieron que un auto se subió a la vereda atinaron a correr, pero Facu no lo pudo ver porque estaba de espaldas”, relató Reina Zorrilla, tía de Facundo, sobre los momentos previos a la tragedia.

“Estábamos desesperados llamando a la ambulancia y no teníamos respuesta. Los vecinos fueron a la comisaría que está a la vuelta, la 13°, pero el accionar de los policías fue un desastre: decían que no tenían autos y no podían ir. Tardaron cuarenta minutos en llegar. Cuando llegaron, dijeron: ‘envuélvanle ustedes con una colcha y lo llevamos’. ¿Pero cómo íbamos a hacer eso? Él estaba gravísimo. Para colmo, el oficial a cargo, bajó del móvil sin identificarse y empezó a sacar fotos de la pierna de mi sobrino sin autorización”.

Tras el choque, “el hombre quiso correr”, según contó Reina. “Mi hermano lo agarró del volante para que no se escape hasta que llegue la policía”. Sobre el conductor borracho, Lucio Walter Domínguez (34 años), precisó: “Lo conocemos desde hace años, es de la chacra 178. Sabemos que es conflictivo, que es un alcohólico y drogadicto. Después de atropellar a Facundo se burlaba, ni siquiera se había dado cuenta de lo que había hecho. Decía que él iba a pagar, que tenía plata porque es empleado municipal”.

Sobre las versiones que indican que su familia intentó linchar al conductor, dijo: “Tuvimos todo el tiempo de hacer justicia por mano propia, si hubiéramos querido. Es mentira que la policía tuvo que salvar al hombre. Ellos no hicieron nada, llegaron a último momento, justo cuando otros vecinos de la parte de abajo del barrio vinieron a buscarlo porque casi había chocado a otras dos criaturas más temprano”. Finalmente, indicó: “Necesitamos justicia porque este hombre va a salir y va a hacer lo mismo. Mi sobrino está muy grave, va a perder todo, la escuela. Lo que más nos importa es su recuperación, que los policías entiendan nuestra desesperación y nos ayuden”.


Reina Zorrilla – Radio Libertad



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE