Le negaron la excarcelación a las “viudas negras” porteñas por su peligrosidad

Le negaron la excarcelación a las “viudas negras” porteñas por su peligrosidad

Las hermanas acusadas de ser dos de las viudas negras que drogaron a un abogado y le desvalijaron la casa en el barrio porteño de Versalles, continuarán presas luego de que el juez les denegara la excarcelación, mientras que la tercera imputada identificada en la causa continuaba prófuga luego de que se le rechazara un pedido de eximición de prisión, informaron hoy fuentes judiciales.
Se trata de las hermanas Rocío Antonia (23) y Martha Isidora (19) Benítez, quienes por decisión del titular del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción 19, Diego Javier Slupski, continuarán detenidas por robo al abogado y ex policía de la Metropolitana Ivo Julián.
Ante un pedido de su defensa, el juez Slupski rechazó excarcelar a las hermanas Benítez “no por el delito en sí por el que están imputadas, sino por la peligrosidad demostrada en el hecho”, según confió una fuente judicial. El mismo informante contó que en su indagatoria frente al juez -la única declaración con validez en el proceso judicial-, las hermanas Benítez prefirieron negarse a declarar.
Al entregarse el martes en la comisaría 46 de la Policía de la Ciudad y en declaraciones que formularon al portal de noticias Big Bang News -donde se publicaron fotos de las imputadas posando y riéndose dentro de los calabozos de esa seccional del barrio de Retiro-, las jóvenes dijeron que eran inocentes.
Las acusadas afirmaron también que resultaron drogadas involuntariamente en la casa del abogado, que en ese estado fueron inducidas a llevarse cosas por la única prófuga de la causa y que se despertaron en sus domicilios de la villa 31 de Retiro con objetos robados que querían devolver.
Voceros judiciales revelaron que a través de un abogado pidió en el juzgado una eximición de prisión, pero el juez Slupski se la denegó, por lo que en caso de ser hallada por la Policía será detenida. La propia víctima contó a la prensa que la prófuga tiene tres tatuajes “muy característicos” en su cuerpo.
En una publicación por Facebook, Julián dijo que tiene “una pequeña inscripción en su hombro izquierdo, cuatro estrellas en su vientre lado izquierdo (altura cicatriz cesárea) y tribales con rosas en su espalda (altura coxis) descendiendo por su pierna derecha hasta la rodilla”.
El abogado Julián criticó a la fiscalía que investigó el caso por su “inoperancia” al afirmar que fue él quien aportó los nombres de las imputadas tras una investigación propia que hizo en pocas horas por Facebook, mientras que la fiscal de instrucción 41, Silvana Russi, le contestó en un comunicado que la exposición mediática que hizo del caso había hecho “peligrar el curso de la investigación”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE