Buenos Aires: Se conoció la historia de la joven que violaron, empalaron, asesinaron y luego descuartizaron

Buenos Aires: Se conoció la historia de la joven que violaron, empalaron, asesinaron y luego descuartizaron

Al cuerpo de la muchacha le faltaba un ojo, un brazo y tenía incrustado un palo en la zona anal. Se sospecha que el caso está relacionado con la venta de drogas.

El cadáver descuartizado de una joven de 22 años apareció abandonado en un terreno baldío, en un terrible suceso que se registró en la zona de Libertad, en el partido de Merlo, justo en el límite sur con Ituzaingó en Buenos Aires.

Las versiones sostienen que la víctima habría sido empalada y que el macabro caso estaría relacionado a la venta de drogas.

La joven fue identificada como Noelia Micaela Altamiranda Paz, de 22 años, quien se asegura era madre de 2 pibes. La mujer, que era buscada por sus familiares desde hacía una semana, fue localizada entre pastizales.

Fue hallada golpeada, violada y a su cuerpo le faltaba un ojo, un brazo y hasta tenía incrustado un palo en la zona anal.

Más detalles y su historia: Sospechan de un mensaje mafioso detrás del macabro hallazgo del cadáver

El cuerpo de Noelia Micaela fue encontrado por la Policía en una zona de pastizales en cercanías del barrio Villegas, en La Matanza.

Rosana Paz, una vendedora de 46 años domiciliada en Libertad, partido de Merlo, debió atravesar por una de esas situaciones imposibles de borrar para cualquier ser humano. Luego de pegar en el barrio y en zonas adyacentes carteles con la cara de su hija y buscarla por más de un mes, finalmente recibió la peor noticia. Convocada por la Policía Científica de La Matanza, debió reconocer un cuerpo que se encontraba en la morgue ubicada en la intersección de Ruta 4 y Autopista Ricchieri.

Los efectivos policiales que la entrevistaron le preguntaron por algún rasgo fisonómico que sirva para identificar el cuerpo de su hija. Esa madre que ya había entrado en un estado de desesperanza respondió que Noelia Micaela Altamiranda Paz, a quien buscaba desde principios de año, tenía un tatuaje a lo largo de su pierna izquierda en forma de rosedal, y en una de sus manos otro con lo que serían las iniciales de su nombre.

Tuvo que esperar pero fue efímero el tiempo. Al coincidir las marcas descriptas con el cadáver hallado, la Policía hizo saber fotos de las condiciones en las que fue encontrado el cuerpo de la víctima, que tuvo fecha de ingreso a esa dependencia el pasado 10 de febrero como NN, en plena búsqueda de la familia. Recién allí la justicia tomó intervención, primero a través de la fiscalía de San Justo y luego mediante la UFI 8 de Morón. La causa es por ‘averiguación de causales de muerte’.

Noelia tenía 22 años, era soltera, tenía dos hijos (un bebé de 11 meses y una nena de 4 años) y la encontraron en un lugar al que los vecinos lo llaman ‘El Pozo’, justo en el límite de Merlo con La Matanza. El barrio es Puerta de Hierro, una de las 137 villas que tiene el distrito más grande del conurbano, lindero al barrio Villegas, una geografía en la que es muy frecuente que aparezcan personas sin vida según el testimonio de los que habitan allí. Es que junto a San Petesburgo son dos de los barrios más calientes y pesados del país.

El cadáver apareció entre pastizales de una manera horrorosa. Estaba en estado de putrefacción y prácticamente era un esqueleto. Todos los indicios aparentes aportados a la justicia por la familia datan de un posible ajuste de cuentas, y el destinatario del mensaje podría ser la última pareja de la víctima. Es más: apuntan como instigadora del crimen a una mujer.

“Sé quién la mató. Después de enterrar a mi hija voy a ir con todo con la investigación”, sentenció Eva Paz en conversación con Primer Plano On Line. “Hay varias chicas muertas y nadie lo dice. Yo estoy decidida a llegar hasta las últimas consecuencias”, concluyó la mamá de la víctima.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE