Las rutas misioneras volvieron a ser un caos y el reclamo llegó hasta Buenos Aires

Las rutas misioneras volvieron a ser un caos y el reclamo llegó hasta Buenos Aires

El tránsito sobre las principales rutas de Misiones y caminos alternativos estuvo cortado este jueves desde primera hora de la mañana y, en algunos puntos hasta entrada la noche. A los piquetes de San Pedro, San Vicente y Andresito, que ya llevaban varios días, se sumaron ayer cortes en la intersección de las rutas 12 y 7, en Jardín América y sobre la ruta provincial 103, en Villa Bonita, cerca de Oberá. En todos esos puntos se hubo colas de vehículos de varios kilómetros, con choferes y pasajeros indignados ante la imposibilidad de circular.
Y no fue todo. La protesta se extendió hasta la Casa de Misiones, ubicada en la avenida Santa Fe 989, en el centro de Buenos Aires Allí hubo piquete y luego marcha.
El grupo más numeroso de tareferos, los que el miércoles habían cortaron la ruta 12 en San Ana, pasó la mañana en Candelaria, y luego de recibir al ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Lisandro Benmaor, partieron rumbo a Posadas para instalarse frente a la sede del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM).
Benmaor ofreció ayuda social en forma de módulos alimentarios y kits escolares, si bien no consiguió que los tareferos volvieran a sus casas, logró calmar los ánimos y evitar un nuevo corte rutero en las inmediaciones de la capital provincial.
“Hace cinco días estamos protestando sin respuestas por parte del Gobierno nacional y los puntos del petitorio tienen que ver con el gobierno nacional. Pedimos al pueblo misionero por favor nos entienda y nos pueda acompañar con solidaridad”, explicó Hugo Silva, referente de Tareferos Justos de Oberá.
Sandra Vera, una de las líderes de esa protesta explicó que sus principales reclamos son, un bono de 4000 pesos para comprar útiles escolares, calzados e indumentaria para sus hijos que comienzan el ciclo lectivo en breve y un incremento en sus salarios, además de controles para que dichos salarios se cumplan.
Detalló que exigen reabrir la paritaria y cobrar al menos 1.400 pesos por tonelada cosechada. “No queremos encontrarnos con que la cosecha gruesa inicie y nosotros cobremos 500 o 600 pesos por tonelada, como venimos cobrando hasta ahora. Con el tipo de cosecha que nos piden, hay que trabajar sin parar desde que amanece hasta que se hace de noche, sin comer nada, para sacar 500 kilos de hoja, con los valores que están pagando no se puede trabajar más, así no tenemos nada para volver a nuestras casas”, indicó.
La referente de la protesta, apuntó contra el ministerio de Trabajo de la Nación, organismo al que acusó de no hacer nada para controlar que se cumplan los jornales vigentes.
Durante todo el día el tránsito hubo cortes intermitentes en sobre la ruta 14, en San Vicente, frente a la Cotavi; en San Pedro se montaron dos piquetes, ambos sobre la ruta 14, uno en paraje Palmera Boca y el segundo en el kilómetro 1.052.
Otro de los puntos fue Andresito, en la intersección de las rutas 101 y 19, allí se cortó la circulación de vehículos por períodos de dos horas.
Finalmente, los puntos que se agregaron ayer fueron Villa Bonita, sobre ruta 103 a pocos kilómetros de Oberá y Jardín América, en la intersección de las rutas 12 y 7.

JRC EP



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE