FAIMA: Argentina cuenta con una industria maderera en el país que puede dar solución a la construcción de viviendas

 

La posición de los empresarios nucleados en la Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines (FAIMA) ante la amenaza de incrementar las importaciones de kits de viviendas chinas desde el gobierno nacional es de “alerta y preocupación” sectorial en todo el país. Aseguran que “ante una demanda previsible, la Argentina cuenta con actores en el país que pueden dar soluciones. El costo de las viviendas de madera es competitivo y está en línea con los trascendidos de prensa sobre las casas de la empresa china SANY. En términos de calidad y tiempo de construcción los estándares argentinos son altos. No solo se construye en menores lapsos de tiempo una casa de madera, sino que el producto final es de calidad, estéticamente atractivo, habitable, funcional y duradero. Pero, además, la promoción del uso de madera en la construcción tiene otras ventajas y externalidades positivas”, remarcaron en una entrevista desde la entidad gremial representativa de 27 cámaras empresarias de todo el territorio nacional.

 

Los directivos de FAIMA elevaron a las autoridades de la Secretaria de Industria de la Nación un documento donde expresaron sus inquietudes y advirtieron que se trataría de una medida que “va en contra de los objetivos trazados por el propio gobierno de estímulo en las provincias y pobreza cero”.

 

Así lo expresaron en una entrevista exclusiva con ArgentinaForestal.com el presidente de la principal federación maderera del país, Rodolfo Martín, en conjunto con Pedro Reyna, secretario general de la entidad.

 

“Vemos con preocupación la penetración, paulatina pero cada vez más firme, de empresas chinas que son consideradas por nuestro país para dar respuestas a necesidades de viviendas; las cuales en algunos casos ya están trabajando en asociación con agentes locales. Nuestra preocupación radica en que la preferencia por opciones que no generen encadenamientos productivos en economías regionales, y esto va en contra de los objetivos trazados por el propio gobierno de estímulo en las provincias y pobreza cero”, explicaron.

 

 

Además de generar empleo y fortalecer las economías regionales a través de la reactivación de la foresto-industria, las opciones de uso de madera en la construcción para viviendas son veloces en su implementación con respecto a la construcción húmeda tradicional, presentan buenos estándares de calidad y muestran excelentes rendimientos de uso energético a la hora de su producción, aseguraron los directivos.

 

La preocupación del sector forestal argentino fue incrementando desde septiembre a la fecha, ya que además de los informes periodísticos en relación a la empresa SANY, y después sobre el ingreso de 14.000 viviendas chinas, trascendieron negociaciones de posibles inversiones de la china SINOCONST tras acercamientos que gobiernos provinciales -como en Mendoza- con las autoridades de la Provincia de Guangdong.

 

“Ante estas informaciones decidimos elevar nuestras inquietudes a las autoridades de la Secretaría de Industria de la Nación, con quienes tenemos un buen diálogo y estamos a la espera de novedades. El año pasado, también mantuvimos reuniones con la Secretaría de Obras Públicas, el Consejo Nacional de la Vivienda y con autoridades de Viviendas de todas las provincias, en las que expusimos oportunamente sobre las ventajas del uso de madera en la construcción. Es un camino sobre el que estamos convencidos que, avanzando, puede tener un impacto muy positivo en las economías regionales, al tiempo de dar soluciones económicas, eficientes y sustentables a los actuales déficit s habitacionales y de infraestructura que muestra la Argentina”, señalaron Marín y Reyna.

“La solución está en el país”

 

Sobre las condiciones en las que se encuentra el sector foresto-industrial argentino para atender la demanda de viviendas de madera de manera competitiva en calidad, costos y tiempos de construcción en relación a China, los directivos de Faima aseveraron que “ante una demanda previsible, Argentina cuenta con actores en el país que pueden dar soluciones. En términos de calidad y tiempo de construcción los estándares argentinos son altos como ya les mencioné anteriormente. No solo se construye en menores lapsos de tiempo una casa de madera, sino que el producto final es de calidad, estéticamente atractivo, habitable, funcional y duradero. Pero, además, la promoción del uso de madera en la construcción tiene otras ventajas y externalidades positivas”, dijo Martín.

 

Entre las principales ventajas, mencionaron el impacto económico en las regiones. “Por ejemplo, en el caso de Misiones, la construcción de 5.000 viviendas de madera implicó 2.414 puestos de trabajo. Eso es valor agregado generado en las regiones que queda en las mismas regiones. Y este punto debe ser sumamente atendible a la hora de proyectar compras públicas en materia de vivienda”, recalcaron los directivos de FAIMA.

 

Por otro lado, el uso de madera en la construcción es más eficiente en materia energética, consume sensiblemente menos energía que los materiales tradicionales de construcción húmeda, lo cual es muy importante en el marco de la situación energética que atraviesa el país. La madera es un recurso renovable y Argentina cuenta con 1.200.000 hectáreas forestadas y proveedores. “Es clave en este contexto orientar esfuerzos en estimular el uso de madera en la construcción para dar soluciones sostenibles en el tiempo, con proveedores locales, desarrollo de economías regionales y en línea con las tendencias de construcción que países desarrollados como Inglaterra o Alemania están explorando”, expresaron Martín y Reyna.

 

Asimismo, consideraron otra ventaja: en el mercado local las opciones son sustentables ecológicamente y responden a normas de calidad, lo que también es un diferencial respecto de la competencia china.

 

Políticas de financiamiento para proveedores competitivos

 

La gran ventaja de las empresas chinas, con respecta a la situación de las locales,  es que cuentan con el apoyo del Estado chino y tienen mejores posibilidades de brindar financiamiento que en la Argentina. “Bajo las condiciones crediticias y nivel de tasas actuales, es imposible ofrecer por parte de cualquier agente económico algo más competitivo. Pero con apoyo del Estado argentino en planes de financiamiento, esta ventaja competitiva extranjera quedaría empatada. Y así como han realizado sondeos de proveedores chinos, lo que solicitamos es que se piense en cupos de viviendas de madera con la industrial local. Con una demanda previsible, no solo los actuales oferentes van a poder responder, sino que el desarrollo de proveedores en aserraderos y empresas afines lograrían un impacto destacable en las economías regionales”, aseveraron directivos de FAIMA.

 

En la misiva dirigida al secretario de Industria de la Nación, Martín Etchegoyen, la entidad representativa de 27 cámaras empresarias madereras del país expresaron su preocupación  sobre los trascendidos en referencia a la compra de casas chinas por parte del Gobierno Nacional en el marco de sus planes de vivienda, en detrimento de la consideración de opciones locales competitivas, como ser, el uso de madera en la construcción.

 

“La cadena de valor foresto industrial de nuestro país tiene la capacidad de ofrecer soluciones competitivamente económicas, eficientes, sustentables y de calidad a los desafíos que Argentina enfrenta en materia de déficits habitacionales y de infraestructura”, remarcaron los madereros a las autoridades nacionales.

 

Con la  intención en la misiva de plantear al funcionario sobre la posibilidad de instrumentar medidas que contemplen facilidades para la participación de PyMEs locales en planes de obra pública, ya sea en aspectos financieros como de cupos para favorecer el desarrollo de proveedores locales, los directivos de FAMA se pusieron a disposición para acercarle  ideas y enfoques sobre uso de madera en la construcción, los cuales fueron compartidos además con la Secretaría de Obras Públicas, la Subsecretaría de Desarrollo Foresto Industrial del Ministerio de Agroindustria y las autoridades nacionales y provinciales del Consejo Nacional de la Vivienda.

 

“Confiamos en poder trabajar articuladamente para dar solución a los desafíos que enfrenta hoy la Argentina y que la administración actual tiene como prioritarios en su agenda”, concluyeron en el documento elevado al gobierno nacional desde la entidad gremial maderera.

 

 

Por Patricia Escobar 

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE