Dos jóvenes en terapia tras la caída del tobogán gigante inflable de Encarnación

Dos jóvenes que cayeron del tobogán inflable gigante ubicado en Encarnación están en terapia intensiva, relató uno de los familiares. Según las últimas informaciones, el viento fuerte habría inclinado el deslizadero, aunque familiares tienen otra versión.

La joven Diana Pizzurno, de 23 años, quien se llevó la peor parte al caer de espalda desde el tobogán, está en terapia intensiva en un sanatorio privado de Encarnación, comentó su padre, Beto Pizzurno. El accidente ocurrió a las 20:00 de ayer sábado.

Añadió que su hija tiene fractura cervical, en la pelvis y en el tórax. En lo que respecta a Osvaldo García, de 23 años, reportó que también está en terapia intensiva por los múltiples fracturas que registra.

De acuerdo con Pizzurno, el tobogán supuestamente fue desinflado por los operarios ante la llegada del temporal, teniendo aún personas en él.

Esta versión fue desmentida por el propietario de la rampa inflable, quien aseguró, en contacto con un medio televisivo, que un fuerte viento ocasionó que la estructura se cayera a un costado. Esto hizo que las personas que estaban en la cima del tobogán sufrieran graves lesiones. Otros que fueron víctimas en el accidente son aquellas personas que estaban cerca de la estructura, pues el deslizadero se les vino encima.

César Gaona, de 34 años, fue otro de los jóvenes hospitalizados, aunque su cuadro no es de gravedad.

CASOS MENORES

El deslizadero, que según se informó es de ocho toneladas de plástico, aire y agua, y de 26 metros de altura, ya había causado varios accidentes menores. Por ejemplo, un niño de 13 años sufrió un corte profundo al lanzarse en la rampa. Aparentemente un aro extraviado por una de las que se deslizó unos minutos antes fue lo que habría generado el corte al menor de edad.

Posteriormente, una adolescente impactó contra el piso al ceder el límite protector del tobogán. Inmediatamente había sido auxiliada por bomberos voluntarios y derivada al hospital regional de Encarnación.

Pese al cartel que advierte la prohibición de “tirarse” entre dos, la joven habría solicitado ayuda a su novio para deslizarse porque argumentó que tenía vértigo.

El sobrepeso de los dos juntos, sumado a la velocidad, produjo que la pareja excediera la barrera del tobogán y cayera al pasto. El hombre cayó sobre la mujer, quien se había desplomado de espalda y resultó herida.

(Fuente: abc)



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE