Prisión preventiva para el dueño de un gimnasio obereño acusado de haber dejado parapléjica a su mujer

Prisión preventiva para el dueño de un gimnasio obereño acusado de haber dejado parapléjica a su mujer

El juez de Instrucción Uno de Oberá, Horacio Heriberto Alarcón, le dictó la prisión preventiva a un hombre de 36 años, responsable de un gimnasio de la Capital en Monte, acusado de haber golpeado a su pareja de 25 y de haberla dejado sin movilidad en las piernas.
La medida recayó sobre Javier Orlando Batista, quien fue llevado desde la comisaría donde se encontraba alojado hasta la Unidad Penal de Cerro Azul, que depende del Servicio Penitenciario provincial.
El magistrado Alarcón consideró que si el sospechoso era liberado había riesgo de fuga. Su decisión fue contraria a la del fiscal Elías Bys, quien sostuvo en su momento que no había elementos para mantener tras las rejas al denunciado.
La víctima del hecho se llama Yennifer Guayaré, quien durante cuatro años tuvo una relación con Batista.
La joven denunció que el 14 de diciembre, tras una cena en la que ambos habían bebido alcohol, el hombre la tomó del cabello violentamente cuando llegaban a su domicilio y que luego perdió el conocimiento. Al recobrarlo, Yennifer asegura que se encontró tirada en el suelo y sin poder moverse.
La chica fue atendida en el hospital Samic, donde se constató que había sufrido la fractura de las vértebras cervicales C4 y C5.
Batista presentó una serie de testigos que aseguran que la joven cayó a la vereda luego de que intentara tomar de un brazo a su concubino y de que éste se apartara.
Yennifer fue atendida en el Samic, luego derivada a Posadas, donde la operaron. Ahora, parapléjica, afronta un largo proceso de recuperación. Está en la casa de sus padres.
Los abogados de Batista cuestionaron la decisión del juez, ya que sostienen que no hay testigos de la versión que sostiene la víctima. Ya adelantaron que apelarán la resolución.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE