“Cechu” Mieres, el rostro femenino del Hip Hop misionero

El Hip Hop es mucho más que bailar, explican quienes tienen pasión por este ritmo urbano. Es arte, destreza, disciplina, y sin dudas es un estilo de vida marcado por una permanente exigencia y superación personal ya que demanda del conocimiento de técnicas de diversas danzas, implica muchas horas de ensayos, creatividad y una sana adrenalina por querer llegar a “esa hora” de bailar Hip Hop hasta que el cuerpo no resista.

 

Y este es el perfil que describe a la profesora y bailarina Cecilia Florencia Mieres, una posadeña de 25 años, que además se recibió recientemente de Licenciada en Nutrición y es docente, es decir, muy lejos de los prejuicios que aún muchas personas tienen sobre quienes se dedican a los ritmos urbanos, ya que el crecimiento de esta danza urbana en la provincia se respalda cada vez más con una evolución de la técnica y de estilos de los bailarines.

 

“Cechu” hace 4 años que ocupa un lugar destacado en las coreografías del Grupo High Quality, es una de las principales bailarinas de la Crew Adultos, y el año pasado se sumó al staff de profesores de la Academia Davinci (Centro Integral de Disciplina) como instructora de Hip Hop en el horario de los más pequeños.

 

En una entrevista con Misiones Online, la bailarina relató un poco sobre su relación con el Hip Hop y el trabajo que realiza para perfeccionarse día a día. “El Hip Hop es una subcultura que incluye a la pintura (grafitti), la música y al baile. Es necesario saber de dónde viene, entenderlo y quererlo para poder expresarlo a través de movimientos. Bailar este estilo es “entrar” en la música y “escuchar” como está compuesta realmente”, explicó.

 

Comenzó a bailar este ritmo a fines de 2013. “Luego de tomar clases de baile, de aprender los pasos básicos y ejecutarlos, y después de aprender y entender de donde proviene esta subcultura, fue cuando logré incorporarme al Grupo High Quality”, recordó la bailarina. “Desde aquel entonces mi carrera como bailarina fue alimentándose de conocimientos, ya que formar parte del Grupo HQ implica mucho más que sólo marcar coreografías, implica entender la complejidad del movimiento, por donde pasan esos cambios de energía, de corte y cadencia cuando la música penetra en el cuerpo y alma. Estar en un Grupo donde todos sincronizados sudan la camiseta en cada ensayo, donde además de aprender sobre técnica se aprende sobre valores, donde todos se ayudan entre todos, realmente es alentador”, agregó con satisfacción.

 

Con una constante formación artística, Cechu fue adquiriendo destreza a través de las clases que toma en distintas danzas, desde ritmos caribeños, ritmos brasileños, ritmos urbanos, danza clásica y española, folklórica, jazz y contemporáneo. De esta manera, con los años fue puliendo su particular estilo, dejando huella en los escenarios y competencias nacionales e internacionales.

 

“Además de ser Instructora de Ritmos Urbanos y dar clases en la Academia Davinci, estoy haciendo el Profesorado en la Escuela Superior de Danzas de la Provincia. Mi sueño es lograr fusionar los conocimientos de la Danza y la Nutrición, educando y asesorando a los bailarines, ya que es de vital importancia el estado integral de la salud en la que se encuentren para poder rendir mejor y desarrollar su arte de manera eficiente”, remarcó Cechu durante el reportaje.

 

Para lograrlo, se propone perfeccionarse en ambas profesiones, tanto en la Nutrición en Deporte como en la práctica de diferentes disciplinas que ofrece el arte de la danza.

 

Disciplina, destreza y técnica

 

Los bailarines de Hip Hop tienen un denominador común: aman bailar. Pero no se trata de juntarse solo para moverse y hacer piruetas, si lo que se quiere es ser un bailarín de la categoría de los grupos Infantiles, Juveniles y Adultos de la Academia Davinci, que compiten desde hace varios años a nivel nacional e internacional, llevando a Misiones a ocupar el podio entre los primeros puestos.

 

“Una bailarina de Hip Hop tiene un entrenamiento intenso, que requiere de muchas horas de práctica en la semana, sobre todo cuando se busca la excelencia como lo hace el Grupo High Quality. Esto implica entre 3 a 5 horas diarias de ensayo y clases de distintas danzas. Por otra parte, no solamente es baile, también hay entrenamiento físico, ya que lograr destreza, resistencia y fuerza demanda de la realización de ejercicios complementarios a la danza”, indicó Cechu.

 

La experiencia de participar en competencias internacionales le aportó, además, un gran aprendizaje. “Cada competencia te incentiva, te motiva a mejorar uno mismo, te permite también conocer las fortalezas y debilidades personales y grupales”, dijo. “En los torneos, el Grupo HQ no va a ganar a otros bailarines, vamos a buscar una devolución para poder mejorar”, agregó la bailarina.

 

Finalmente, al ser consultada sobre cómo ve la evolución del Hip Hop en Misiones, sin dudarlo respondió: “Cuando me hablan del crecimiento del Hip Hop en la provincia sólo se me viene a la cabeza el nombre de mi profesor, Gustavo Escobar, pionero  y campeón. Sin dudas, fue quien hizo crecer al Grupo High Quality logrando ocupar con sus coreografías los primeros lugares del podio de torneos nacionales e internacionales, incluso el torneo más importante del mundo, como fue pisar el escenario del Mundial de HHI International en Estados Unidos, en el año 2015, demostrando que el grupo es uno de los mejores en el país. La evolución fue muy buena, el nivel es cada vez mejor en la Argentina”, concluyó la bailarina.

 

 

Por Patricia Escobar 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE