Sabía que su pareja violaba a su hija de 12 años y se negó a denunciarlo en la Policía

Sabía que su pareja violaba a su hija de 12 años y se negó a denunciarlo en la Policía
La mujer sostuvo que conocía sobre los abusos sexuales que sufría su hija, aunque nunca se animó a denunciar a su pareja de 30 años. La Fiscalía actúa de oficio.

Un aberrante hecho —por donde se lo mire— conmociona a la comunidad de la localidad de La Blanca, departamento San Martín, Santiago del Estero. Una niña fue violada durante años por su padrastro y actualmente se encuentra embarazada. Lo peor es que su madre conocía sobre los abusos sexuales y hasta se negó a radicar denuncia, luego de que le informaran que la menor de 12 años se encontraba embarazada.

El “calvario” de la víctima salió a la luz en los últimos días. El domingo pasado la niña se retorció de dolores abdominales y sufrió vómitos. Al día siguiente, la madre trasladó a la menor hasta un centro asistencial para que le dijeran qué sufría y le dieran un tratamiento.

La paciente les dijo a los profesionales que los dolores que presentaba habían comenzado hace varios días, por lo que fue sometida a estudios médicos. De esta manera, se determinó que la niña se encontraba cursando un embarazo de varias semanas.

La noticia generó una crisis de llanto en la menor, quien comenzó a desgranar detalles de lo que sufrió en los últimos años. Sostuvo que su padrastro, de 30, la violaba desde hace varios años, cada vez que quedaba a su cuidado. El depravado aprovechaba la ausencia de su pareja —cuando se dirigía por trámites o compras a Brea Pozo— para someter sexualmente a la niña, a quien mantenía en silencio a fuerza de golpes y amenazas de muerte.

“Más vale que no digas nada porque te juro que te mato”, habrían sido las amenazas que vociferaba el agresor para que la víctima no contara el hecho a su madre o a la maestra de la escuela a la que concurre. “Nadie te va a creer porque tu mami me quiere y va a hacer lo que yo diga”, era otra frase que el sujeto decía luego de saciar sus bajos instintos.

El hecho generó que los médicos alertaran al personal de la Comisaría 36ª. A pesar de la intervención policial, de los informes médicos y del testimonio de la menor, la madre se negó a denunciar. En este sentido, reconoció que tenía conocimiento de las violaciones que sufría su hija, pero que nunca se animó a denunciar a su pareja.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE