GN interceptó a otros dos valijeros: les confiscaron dos millones y medio de pesos y 390 mil dólares

GN interceptó a otros dos valijeros: les confiscaron dos millones y medio de pesos y 390 mil dólares

Una importante su­ma de di­ne­ro, tan­to de pe­sos co­mo dó­la­res, fue se­cues­tra­da en un pro­ce­di­mien­to que Gen­dar­me­ría Na­cio­nal Ar­gen­ti­na (GNA) re­a­li­zó en la ve­ci­na pro­vin­cia de Cha­co y que tu­vo co­mo pro­ta­go­nis­tas a dos su­je­tos, pro­ve­nien­tes de For­mo­sa, quie­nes pre­ten­dí­an lle­gar has­ta Bue­nos Ai­res.
Es­to se des­pren­de del re­la­to di­fun­di­do en el in­for­me ofi­cial de Gen­dar­me­rí­a.
Se­gún de­ta­lló la Fuer­za el sá­ba­do efec­ti­vos del Es­cua­drón 51, con asien­to en Re­sis­ten­cia, re­a­li­za­ron un con­trol ve­hi­cu­lar so­bre la Ru­ta 11 a la al­tu­ra del ki­ló­me­tro 946, a po­ca dis­tan­cia de la lo­ca­li­dad de Ba­sail.
De es­ta ma­ne­ra, fue in­ter­cep­ta­da una ca­mio­ne­ta Ama­rok, en la que via­ja­ban dos hom­bres.
Los ocu­pan­tes del ro­da­do ma­ni­fes­ta­ron que ha­bí­an sa­li­do de For­mo­sa y se di­ri­gí­an ha­cia la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res.
Se­gún es­tos, pla­ne­a­ban lle­gar a te­rri­to­rio bo­na­e­ren­se por la men­cio­na­da ru­ta a tra­vés de San­ta Fe.
Mien­tras se de­sa­rro­lla­ba el bre­ve in­te­rro­ga­to­rio, los agen­tes ha­lla­ron un bol­so de ma­no el cual te­nía una gran can­ti­dad de di­ne­ro. La re­qui­sa se pro­fun­di­zó gra­cias a lo cual se en­con­tró un pa­que­te con dó­la­res en un com­par­ti­mien­to de­ba­jo del ca­pot, a la al­tu­ra del pa­ra­bri­sas.
An­te ello los gen­dar­mes pi­die­ron a los in­di­vi­duos los do­cu­men­tos que jus­ti­fi­quen la pro­ce­den­cia del efec­ti­vo. Sin em­bar­go, los for­mo­se­ños ma­ni­fes­ta­ron que ca­re­cí­an de di­chos pa­pe­les.
Es por eso que se in­for­mó de la si­tua­ción al Juz­ga­do Fe­de­ral de Re­sis­ten­cia Nº2, el cual or­de­nó que el di­ne­ro sea se­cues­tra­do an­te la pre­sun­ción de que po­dría te­ner un ori­gen ile­gal.
De es­ta ma­ne­ra, se con­fis­ca­ron los bi­lle­tes.
El pa­so si­guien­te fue so­li­ci­tar la pre­sen­cia de tes­ti­gos, quie­nes ob­ser­va­ron el con­teo de to­do el di­ne­ro.

Fuente: diario Epoca



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE