A 20 años del crimen de Cabezas, Prellezo quedó en libertad condicional

Para la Justicia el expolicía bonaerense Gustavo Prellezo ya cumplió con todos los requisitos para poder ser beneficiado con la libertad condicional. Es por esto que a 16 días de cumplirse el vigésimo aniversario del crimen del reportero gráfico de la revista Noticias José Luis Cabezas el hombre que le disparó e incendió su cuerpo, tampoco cumplió su pena.

Condenado a reclusión perpetua, ya gozaba de un arresto domiciliario desde 2010 y ahora en su fallo la Cámara de Dolores destacó su “superación personal” para avanzar un paso más hacia su libertad. Tuvieron en cuenta sus estudios, – se recibió en la Facultad de Derecho y trabaja como gestor desde su domicilio – , hace actividad física, concurre a la Iglesia Adventista y formó una nueva pareja con la que tiene un hijo.

“Nosotros no esperamos nada de la Justicia porque ya no somos parte”, dijo a Télam Gladys Cabezas, la hermana de la víctima, después de conocer la decisión de los camaristas. Aseguró que están “muy lastimados” y “muy enojados”con la Justicia porque porque “todos están libres”. A pesar de esto afirmó su familia va a “estar detrás de ellos para decirle a la gente que son unos asesinos“.

El caso

A Cabezas lo mataron el 25 de enero de 1997, después de una fiesta de cumpleaños en la casa del empresario postal Oscar Andreani, en Pinamar.

Para la Justicia, el fotógrafo fue secuestrado en un operativo clandestino supervisado por los policías Aníbal Luna y Sergio Camaratta, y después llevado a una cava de General Madariaga, donde Prellezo lo asesinó de dos disparos en la cabeza e incendió su cuerpo dentro del auto que usaba para la cobertura periodística de la temporada de verano.

A través de los datos surgidos en la investigación se determinó que el empresario Alfredo Yabrán fue el autor intelectual “mediato” del crimen y su jefe de custodia, el ex sargento del Ejército, Gregorio Ríos, el inmediato.

También fueron condenados Sergio González, José Luis Auge, Horacio Braga y Héctor Retana, integrantes de la “Banda de los Horneros” y el por entonces comisario de Pinamar, Alberto “La Libre” Gómez.

A excepción de Prellezo, los otros tres expolicías recuperaron la libertad entre 2007 y 2010, en tanto que Ríos recibió la libertad condicional en 2008.

“Los Horneros” lo hicieron a partir de 2003, cuando el Tribunal de Casación bonaerense redujo las condenas impuestas y gracias a la ley del “2×1”, también fueron beneficiados con morigeraciones de la prisión, salvo Retana, quien murió de SIDA en la cárcel.

El único de los nueve condenados por el caso que hoy sigue preso es González. Estaba en libertad condicional desde 2005 pero en marzo de 2015 volvió a caer, acusado de integrar una banda dedicada a la elaboración y venta de éxtasis en La Plata.

(Fuente: TN)



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE