La pasión por el río llevó a Debora de los Santos a ser la primera buzo táctico de la Policía de Misiones

La pasión por el río llevó a Debora de los Santos a ser la primera buzo táctico de la Policía de Misiones

La instructora de rescate acuático de la policía de Misiones, Debora De los Santos es una de los tres buzos tácticos que cuenta la policía para la división de rescates complejos. Ella es guardavida con 10 años de experiencia y hace dos es buzo especialista en rescate acuático.

La Policía de Misiones para las tareas de rescates complejos cuenta con un Grupo de buzos tácticos para emergencias acuáticas. Esta dirección de rescates complejos, cuenta con la primer buzo mujer policía dentro del equipo táctico.

Debora De los Santos es la primera mujer policía en integrar el equipo de buzos tácticos de la división de rescates complejos. Ella es guardavida hace 10 años y partir de una capacitación con personal de la Armada Argentina se especializó en rescate acuático.

La misionera es guardavida hace 10 años, en el 2015 se le propuso integrar el equipo de rescates complejos que funciona en la Policía hace seis años.

En el 2015 comenzaron las capacitaciones para formar el equipo de buzos de rescate. Solamente tres personas han completado los cursos y entre ellos se destaca Debora, una mujer amante del río y del mar.

Ella luce orgullosa su rango de buzo primer estrella, que se complementa con su experiencia como guardavida. “Nos abocamos principalmente a la prevención, si tenemos que internvenir en un rescate lo hacemos, pero es la situación más triste a la cual nunca queremos llegar” dijo la oficial de 34 años a Canal 12.

Explicó que “como buzo hace un año que trabajo, como guardavida, rescatista y capacitadora ya llevo 10 años dentro de la Policía”. Resaltó que el equipo de rescate está integrado por tres buzos certificados, que cuentan con capacitación similar a los buzos de Prefectura.

Recomendaciones para el cuidado en piletas o balnearios:

Debora de los Santos en dialogo con MisionesOnline brindó una serie de recomendaciones a los padres para el cuidado de los chicos cuando se van a la pileta, algún arroyo o río. “Siempre debe haber un mayor cerca, hay que observarlos siempre y estar cerca para actuar si sucede algún inconveniente” dijo.

Entre las recomendaciones para bañistas que van al río, la instructora explicó que para evitar situaciones de peligro para aquellas personas que quieran disfrutar del agua en el río, deben concurrir a balnearios habilitados, ya que los mismos cuentan  con guardavidas; respetar los carteles de seguridad e indicadores de peligro; extremar las medidas de seguridad con menores. No permitir el ingreso al agua de los niños, sin el acompañamiento de un adulto; respetar las indicaciones de los guardavidas; no ingresar al agua después de comer y respetar siempre el boyado de seguridad.

Los principales consejos dirigidos a los bañistas y nadadores pueden resumirse en “ocho consejos para evitar ahogamientos” en las zonas de recreo acuático:

  1. Conocer la zona de baño, su profundidad, la temperatura del agua, las corrientes, oleajes, remolinos, etc.
  2. No bañarse solo: aunque seas un buen nadador puede que surjan imprevistos o problemas en el agua si estás acompañado siempre puedes recibir ayuda, en las playas se debe nadar a lo ancho de las mismas y nunca hacia el interior.
  3. Mojarse antes de entrar en el agua: el cuerpo debe acostumbrarse progresivamente a la temperatura del agua,  si sientes mucho frío es mejor que salgas lo antes posible.
  4. Respetar las horas de digestión: evita comidas copiosas antes de nadar, métete en el agua pasadas 2-3 horas desde la última comida especialmente si esta está muy fría o si vas a realizar ejercicio intenso.
  5. Vigilar de cerca de los niños pequeños: no conocen el peligro y además hace falta muy poco agua para que se ahoguen, una zona que para nosotros nos parece segura, para ellos puede ser muy peligrosa.
  6. Si hay alguien el peligro, pedir ayuda: avisa al socorrista, si no hay nadie mejor preparado que tú no realices el rescate sin pensar, analiza los medios y tus posibilidades antes de actuar, en muchas ocasiones una situación de peligro termina con dos ahogados (el accidentado y el rescatador desesperado sin formación ni conocimientos adecuados).
  7. Si eres tú el que está en peligro conserva la calma: pide ayuda rápidamente, si estás relajado es más fácil flotar.
  8. Respetar las normasdel servicio de salvamento acuático: considerando como  normas generales las siguientes: En piscinas; No empujar a los demás, no saltar sin antes asegurarse que no hay nadie bajo el agua, no hundir a los demás y cumplir las normas de higiene y régimen interno de la instalación. En playas; Nadar en zonas vigiladas por especialistas, respetar las banderas (roja = baño prohibido, amarilla = precaución, verde = baño libre), no alejarse de la orilla, no bucear en fondos desconocidos o sin visibilidad suficiente, conocer las mareas, oleajes y corrientes, tener cuidado con cuevas, redes, algas, etc.


Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE