“Sólo quiero morir”: tiene 146 años y enterró a sus hijos, 4 esposas y 10 hermanos

“Sólo quiero morir”: tiene 146 años y enterró a sus hijos, 4 esposas y 10 hermanos

Nació un 31 de diciembre en Indonesia y vio pasar gran parte de la historia. Con cierta tristeza, dice que el secreto de la longevidad es “la paciencia”. Tiene su tumba lista desde 1992.

Según su deteriorado documento de identidad, no tan deteriorado como él, se llama Sodimejo, pero es conocido por todos como ‘Mbah Gotho’ y aseguran que cumplió 146 años el pasado dia 31 de diciembre. Él mismo cree ser el hombre más viejo del mundo, y tiene en su poder documentos legales en los que consta su nacimiento en Indonesia en 1870.

Aunque las autoridades locales constatan que los documentos que porta Mbah Gotho son verdaderos, no es posible confirmar plenamente la fecha de nacimiento auténtica, porque Indonesia sólo comenzó a llevar registros oficiales de nacimientos a partir de 1900.

Por eso su nombre no figura en el libro de los récords Guinness, en el que consideran como hombre más viejo del mundo a un israelí llamado Israel Kristal, sobreviviente de Auschwitz, que nació en 1903, y tiene ahora 112 años, afirma RT.

“Yo sólo quiero morir”, confiesa el anciano Indonesio en declaraciones ar la agencia Efe. Claro, la extrema vejez sometió al cuerpo de Sodimejo a muchas dificultades y dolencias. Dice que desde hace tres meses apenas puede moverse, y su única distracción es escuchar la radio. Su vista está ya demasiado deteriorada como para poder ver la televisión.

Al cabo de casi un siglo y medio de vida, Sodimejo vivió muchas cosas, quizá demasiadas: vio morir a cuatro esposas, diez hermanos y todos sus hijos.

Define el secreto de la longevidad como “simplemente paciencia”. Y con esa paciencia espera la muerte. Desde 1992 tiene su tumba preparada. En aquel año, si sus documentos no mienten, tenía 122 años, así que parecía lógico ir preparándola, por si acaso. Veinticuatro años después, aún sigue vivo.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE