Juan Gauto: Nación asumió el compromiso de saldar la deuda millonaria con productores forestales en 2017

 

El Gobierno Nacional destinó en 2016 fondos por 64 millones de pesos a Misiones correspondientes a planes forestales de la operatoria de la Ley de promoción (ex 25.080 de Inversiones para Bosques Cultivados). Esa sería una gran noticia si no fuera que, de los 64 millones, fueron 22 millones aprobados recién en diciembre y las partidas serían entregadas a las cuentas de los productores durante los próximos meses de verano, enero y febrero.

 

“Durante el mes de diciembre, la Secretaria de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación emitió Resoluciones de Pago de Planes Forestales que incluyen a forestadores de Misiones por una suma total de $22.671.686,60 que se irán transfiriendo a  la cuenta de los beneficiarios entre los meses de enero y febrero del presente año”, se informó ayer desde el Ministerio del Agro y Producción de la Provincia.

El Presupuesto Anual 2016 establecía para el sector forestal la suma de 265 millones de pesos en forma especial ante la millonaria deuda que se arrastra desde hace varios años. Pero pasó una vez más un año crítico en la Argentina, con un contexto económico nacional que presentó un nuevo gobierno y a cuenta gota el Ministerio de Agroindustria de la Nación logró que Economía ejecutara a nivel país el pago de planes forestales de un poco más de 100 mil pesos, quedando en adelante la el compromiso de liberar la partida extra de 165 millones anunciada en febrero por el Presidente Mauricio Macri y que aseguran ejecutarán en forma más agilizada durante el primer trimestre de 2017.

 

En la entrevista con ArgentinaForestal.com, el subsecretario de Desarrollo Forestal de la Provincia, Juan Ángel Gauto, no supo precisar la cifra actual de la deuda que se mantiene con los plantadores misioneros, pero se mostró optimista frente a lo que consideró una demostración concreta de que Nación mantiene el apoyo a la actividad: “decidieron sostener el subsidio para el sector, cuando en otras actividades productivos hay recortes. Los planes están en distintos estados de gestión, es muy dinámico para precisar un monto de la deuda, pero hay un compromiso de liberar 60 millones de pesos de planes forestales con destino a Misiones en el primer semestre del año. Es más, hay un compromiso público de las autoridades nacionales de cancelar la deuda con el sector en el 2017”,  precisó el funcionario.

La agenda de 2017

 

El  Presupuesto Anual 2017 aprobado para el pago de planes forestales fue de 150 millones, sostuvo Gauto. “Con posibilidades de ampliar con una partida extra de agilizarse administrativamente la presentación de planes forestales con certificado de obra (lo que sería, superficie de plantación lograda)”, agregó.

 

El mal año económico afectó a los productores forestales y la percepción general  ante diferentes fuentes consultadas indican una baja significativa en las plantaciones y una crítica situación en los viveros. “Si bien el mercado de la industria forestal en general está deprimido, hay una disminución de la producción foresta y del consumo de la materia prima, frente a esta realidad en el sector primario se continuó trabajando. Veremos con las certificaciones de obras a realizar este año recién los números de cómo fue la actividad, pero estimamos unas 36 mil hectáreas forestadas en 2016”, explicó Gauto.

 

De todas formas, el funcionario puso en valor que Misiones dispone de 419 mil hectáreas de superficie forestal, según resulta de la actualización del Inventario Provincial que fue presentado a fines de noviembre. “Al año 2010 se registraban 365 mil hectáreas, por lo tanto, hay un crecimiento superior a lo estimado. La realidad es que esto se debe a hemos mejorado con la herramienta de medición, lo que nos permite trabajar con información estadística certera”, dijo el subsecretario.

 

Para el subsecretario el interrogante a responder es qué se hará con el patrimonio forestal existente en Misiones. “Disponemos de un patrimonio importante, debemos planificar que hacer con la oferta de bosques cultivados, y en eso estamos trabajando”, aseveró.

 

“La clave está en el uso del suelo, ya que las cifras de Misiones marcan un punto de madurez sobre uso productivo territorial sobre unas  800 mil hectáreas destinadas a diversas actividades productivas (forestación, yerba mate, ganadería, té, tabaco, cítricos). Pero son 419 hectáreas destinadas a la forestación, es decir que el resto queda para realizar actividades combinadas, agroforestal, foresto-ganadería, etcétera. Este es uno de los desafíos”, analizó Gauto.

Institucionalidad forestal y nueva ley nacional

 

En este sentido, en la entrevista sostuvo que otro gran desafío estará en establecer el consumo, la oferta para la industrialización, en mejorar el valor agregado y en el aprovechamiento de la materia prima con destino a biomasa para proyectos de generación de energía. “Desde el Ejecutivo Provincial y Legislativo, se trabajaron en acciones concretas el año pasado, desde la intervención en la problemática de los precios de chip y raleo, logrando que en la actualidad el precio de la biomasa remante sea reconocido como un producto de mayor valor. Por medio de reuniones y gestiones, en la actualidad es considerado un subproducto, esta posicionado para mejorar precio a partir de la demanda que irá creciendo”, explicó.

 

Por otro lado, al cerrar el periodo legislativo se aprobaron dos leyes que serán estratégicas tras su reglamentación paa la agenda forestal de 2017, como fue la sanción de la Ley del Plan Maestro Forestal y de creación del Instituto Forestal.

“Ese ese ámbito se dará el debate sobre las políticas de desarrollo necesarias para la actividad forestal. Por un lado, al expirar la Ley 25.080 en 2018 ya debemos discutir una nueva ley, que atienda las realidades regionales, que tenga un mayor empuje a las Pymes forestales para una mejor integración a la actividad primaria y con beneficios fiscales, analizar paquetes más atractivos. Todo esto deberá además estar alineado con las autoridades nacionales para que la propuesta prospere”, indicó el funcionario.

 

La actual ley de promoción –sancionada en 1998 – no contempla la industria, como tampoco algunos aspectos de conservación o de promoción con destino a proyectos dendroenergéticos, temas de la actualidad y del futuro.

El Programa de Competitividad y Sostenibilidad Forestal (UCAR, BID y Gobierno de Misiones) permitió con la ejecución de proyectos realizar un diagnóstico de la cadena de valor de las micro y Pymes foresto-industriales.  “Misiones ya dejó un marco legislativo para lograr en 2017 un espacio de discusión de la promoción de políticas forestales con visión estratégica pero, además, con eficiencia operativa”, concluyó el subsecretario.

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE