Buena noticia para los tabacaleros: la Nación no aumentará los impuestos a los cigarrillos

Buena noticia para los tabacaleros: la Nación no aumentará los impuestos a los cigarrillos

El Gobierno nacional publicó hoy dos decretos que el sector tabacalero estaba esperando con ansiedad. Uno de ellos prorroga hasta fin de año la alícuota reducida de 7 por ciento en el impuesto de emergencia que financia el Fondo de Asistencia Social (FAS) y el otro deja en 75 por ciento la alícuota de Impuestos internos a los cigarrillos. La industria esperaba estas definiciones para avanzar en la concertación de precios del burley, que el lunes tendrá su próxima reunión.

La presión fiscal que pesa sobre la industria del tabaco, que el año pasado alcanzó niveles récord, se mantendrá estable durante 2017. El dato es de suma relevancia para el sector productivo, ya que la posibilidad de un incremento en la alícuota del impuesto de emergencia que financia el FAS generaba profunda inquietud en el sector, porque hubiera provocado una reducción en la recaudación del Fondo Especial del Tabaco (FET),  plata que va directamente a los bolsillos de los productores.

El impuesto del FAS fue establecido con una alícuota de 21 por ciento, pero desde el año 2000 se dispuso una reducción progresiva de dicha alícuota que llegó a 7 por ciento en 2001. Desde  entonces se mantiene en ese nivel gracias a decretos que prorrogaban anualmente la reducción de la alícuota. El año pasado el Gobierno nacional coqueteó con la posibilidad de volver a la tasa de 21 por ciento, pero finalmente –gracias a la presión de las provincias tabacaleras- optó por mantenerla en 7 por ciento hasta el último día de 2016.

Durante todo diciembre, la falta de definiciones de la Nación respecto a cuál sería la alícuota del FAS mantuvo en vilo al sector tabacalero, ya que un eventual incremento perjudicaría a la  industria porque incrementaría la presión tributaria y también al sector primario, porque reduciría la recaudación del FET.

En busca de acuerdos

La falta de precisiones respecto a cuál sería el panorama fiscal en 2017 fue uno de los factores que complicó la concertación de precios del burley que inició en diciembre. Para la industria cigarrillera el tema era fundamental para poder establecer una proyección de ventas y de rentabilidad.

Ya con las alícuotas del FAS y de Impuestos Internos definidas, los representantes de la industria y de  la producción volverán a verse las caras el lunes próximo con la expectativa de avanzar en un acuerdo que permita iniciar el acopio cuanto antes.

Decreto FAS

Decreto Impuestos Internos

JRC EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE