actividad-economica-2337486w640

Frigerio prometió un promedio de una inauguración por día para este año

Aunque el Gobierno en los últimos días hizo una bandera de la necesidad de reducir el gasto, esa cartera contará en 2017 con un 52% más de fondos que el año pasado. Es una decisión del presidente Mauricio Macri: quiere que en el primer trimestre del año haya un shock de obra pública que marque las diferencias con respecto a las demoras en el uso de los recursos en el mismo período del año pasado, impulse la marcha de la economía y le permita al sector de la construcción ganar ritmo para contagiar a otras ramas de la actividad.

La mesa chica que rodea al Presidente está monolíticamente de acuerdo en ese punto, a tal punto que Frigerio enfatizó el tema: “Vamos a tener una inauguración por día en promedio. Vivienda, agua, cloacas, riego, defensa de inundaciones… La obra pública va a explotar este año”, se comprometió.

La construcción de viviendas sociales será uno de los pilares de la economía, según la previsión oficial. Se destinaran $ 15.766 millones a esa clase de proyectos en todo el año (aproximadamente un 46% más que en 2016), con un nivel parejo de utilización de los recursos para darles ritmo a los resultados.

Ante la consulta por la demora en el uso de fondos que se registró al principio del año pasado, el subsecretario de Vivienda, Iván Kerr, sostuvo: “Nuestra curva de ejecución fue de menos a más. La idea es tener un uso más lineal este año. Una vez que una obra está en ejecución, hay que mantener el flujo de fondos permanente para que no se pare”.

Interior espera ahora manejarse con la nueva cartera de Hacienda, a cargo de Nicolás Dujovne, “con una pauta trimestral de crédito, y cumplirla”, según explicó Kerr.

El propio Frigerio aseguró que tiene el aval de Macri con respecto a la marcha de las inversiones del Estado. “El Presidente es un obsesivo de la obra pública. Hablamos de esto en una reunión de seguimiento que tuvimos días atrás”, sostuvo.

En el primer trimestre se estima inaugurar 5000 viviendas. Se sumarán otras 20.000 que se mejorarán o se terminarán de edificar.

Según la previsión oficial, los nuevos proyectos incorporarán 85.000 empleos en el rubro de la construcción, el sector más castigado en términos laborales por la retracción de la economía en el primer año de Macri en la presidencia.

También aumentará la financiación de viviendas a través del plan Procrear. Por las dificultades con el traspaso de mando, esa iniciativa se demoró el año pasado y completó 3000 casas. Pero más de un tercio se entregó en diciembre, algo que, según Kerr, muestra que al final de 2016 entró en ritmo. Hasta marzo de este año deberían entregarse otras 1500. En otros términos: en tres meses se completará lo que el año pasado llevó más del doble de tiempo.

(La Nación)



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE