Advierten que para exportar más habrá que bajar costos porque el dólar no ayudará

Advierten que para exportar más habrá que bajar costos porque el dólar no ayudará

Desde instituto Ieral, dependiente de la Fundación Mediterránea, anticiparon que la macroeconomía en 2017 no aportará ventajas comparativas a los exportadores de la región. Por lo tanto el único camino para recuperar las alicaídas ventas al exterior de sectores como la yerba mate, la forestoindustria y el té, deberá pasar por incrementar la productividad y bajar costos.

El economista Gerardo Alonso Schwarz, investigador jefe de la regional NEA del instituto Ieral, anticipó en su primer informe de 2017 que la evolución del tipo de cambio estará asociado al ingreso de divisas proveniente de inversiones extranjeras y de la emisión de deuda pública y que si se accede a todo el financiamiento que las cuentas fiscales exigen, el dólar aumentará en menor medida que la inflación estabilizándose en 18,5 pesos hacia fin de año.

Y que en caso de que el contexto internacional genere una suba de tasas de interés tal que no permita al gobierno nacional financiar el déficit fiscal previsto en el presupuesto vía emisión de deuda, habrá una mayor devaluación lo que impactará directamente en la inflación.

“En el escenario más probable (con un tipo de cambio retrasado con respecto a la inflación) en el cual no existirá margen de competitividad cambiaria, se deberá trabajar fuertemente en políticas de fondo relacionadas a fortalecer la competividad vía mayor productividad (a través de la innovación, del incremento del capital humano local y de la inversión en mayor tecnología y maquinaria) y menores costos (principalmente costos de transporte/logísticos y costos tributarios nacionales, provinciales y municipales). Claramente trabajar en estas líneas es mucho más complejo y no genera resultados en el corto plazo pero, a diferencia de la competitividad cambiaria, sus beneficios no se agotan en pocos meses sino que, por el contrario, constituye el sendero de crecimiento sustentable en el mediano y largo plazo y una garantía de la generación de puestos de trabajo de calidad”, indicó el investigador.

Las exportaciones de la región si bien se vieron estimuladas por la rebaja de retenciones y un tipo de cambio nominal mayor (aunque no muy superior en términos reales por la aceleración inflacionaria), no alcanzaron para compensar la caída del consumo. Particularmente en las provincias de NEA (datos preliminares del primer semestre de 2016) hubo resultados dispares, ya que mientras que en la provincia de Misiones esta variable disminuyó 23,8% y en Chaco disminuyó un 8,3%, en la provincia de Corrientes creció 17,1% y la Formosa aumentó un 2,8%.

Dentro de este marco, se observa que en los primeros ocho meses de este año se registraron caídas interanuales en las exportaciones de Yerba han (-42%), las de Té (-3%), Madera (-15%) y Pasta Celulósica (-19%). Entre las exportaciones de productos regionales que registraron incrementos interanuales encontramos al Algodón (+15%), Arroz (+45%), Mandarinas y Naranjas (+11%) y Tabaco (+76%).

Posiblemente esta variable pueda compensar un menor dinamismo del consumo a mediano y largo plazo de continuar un enfoque de fuerte promoción de exportaciones y reducción de costos como fue mencionado anteriormente, aunque de avanzarse en este sentido se podrían esperar efectos positivos para mediados del 2017.

“De no generarse este tipo de políticas y más allá de que se prevé que la mayor parte de los socios comerciales del país y de la región crezcan (con la importante excepción de Brasil que, si bien dejará de caer, seguramente en el mejor de los casos crecerá menos de 1% en 2017) y por lo tanto incrementen la demanda internacional de productos, seguramente las exportaciones no tendrán grandes variaciones con respecto a este año, salvo por cuestiones sectoriales especiales como podría ser algún fenómeno climático no previsto”, consideró Alonso Schwarz.

JRC EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE