El Gobierno decidió no prorrogar la devolución del 5% del IVA

La operatoria estaba vigente desde 2001. El “alto costo fiscal” una de las causas.

Gobierno decidió no volver a prorrogar uno de los decretos a los cuales los consumidores argentinos ya estaba habituados. Se trata de la devolución del 5% del IVA en los gastos con tarjetas de débito, que estaba vigente desde 2001.

Perfil se comunicó con fuentes reservadas del desdoblado ministerio de Hacienda y Finanzas y confirmaron que “no se trató de un olvido” sino que evaluaron los costos fiscales de la implementación de la devolución y por esto se decidió el fin de la operatoria.

Según recuerda el economista Ariel Setton en su web “Economía simple”, “en 2001 se implementó por decreto la obligatoriedad de pago de salarios en cuenta bancaria, la masificación del uso de las tarjetas de débito, y el incentivo al uso de tarjetas de crédito o débito en las compras habituales mediante devolución parcial del IVA. Cuando tocó renovar la medida para el año 2008, se determinó mantener la devolución del 5% del IVA para compras con tarjeta de débito, pero también eliminar la devolución del 3% del IVA por pagos con tarjeta de crédito”.

“Durante 2016 se resolvió extender primero hasta el 30 de abril, y luego hasta el 31 de diciembre de 2016, volviendo a incorporar la devolución parcial para compras de combustible. Lo que nunca se modificó desde que se implementó la medida, fue el monto máximo del ticket que permitiera devolución. De esta manera, mientras en 2001 con $1.000 uno podía obtener devolución parcial de IVA al comprar, por ejemplo, una heladera no frost y un televisor (de tubo) de 20 pulgadas, en la actualidad la gran mayoría de esos productos se ven exceptuados. La falta de actualización del monto máximo para devolución de IVA hizo que ese incentivo a mayor bancarización se pierda”, explicó el licenciado en Economía.

Setton concluyó: “Esta falta de prórroga de la medida sorprende por dos razones: por un lado porque incentiva la bancarización; por otro lado porque ya estaba contemplada en la ley de presupuesto 2017 por más de $7.500 millones“.

En cuanto al impacto en la caja del Gobierno, se gastó en 2016 cerca de $ 6.077 millones, y para 2017 se preveía gastar $ 7511 millones.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE