El consumo de yerba en Argentina está estancado desde hace una década

El consumo de yerba en Argentina está estancado desde hace una década

Las ventas alcanzaron su pico más alto en 2013, cuando se despacharon poco menos de 258 millones de kilos y desde entonces vienen cayendo. El año pasado apenas se superaron los 250 millones de kilos y para este año se espera una muy leve recuperación. Si se analiza la última década, se obtiene una línea ondulante con suaves variaciones dentro de una estrecha franja entre los 230 y los 260 millones de kilos por año. Desde el sector advierten que el consumo de yerba no alcanza a acompañar el crecimiento de la población. Piden acciones de promoción orientadas a los jóvenes.

Desde el sector reconocen que una de las grandes materias pendientes del Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) tiene que ver con la promoción de las exportaciones. Pese a los numerosos viajes de promoción a distintos lugares del planeta que hicieron miembros de su directorio en sus casi 15 años de existencia, no se consiguió abrir nuevos mercados y se terminó de perder el de Uruguay, plaza por demás atractiva por su cercanía geográfica. Por consiguiente no se logró romper, ni siquiera  disminuir, la alta dependencia al mercado interno, que este año representará más de 90 por ciento de la demanda total de yerba.

La mala noticia para el sector yerbatero es que las ventas dentro del país se mantienen en los mismos niveles desde hace diez años y, salvando períodos de crisis, la línea podría extenderse al menos una década más.

hojaVerde

Según datos del INYM, analizando datos de enero a noviembre de los últimos diez años, se observa una leve fluctuación dentro de la franja comprendida entre los 220 y los 240 millones de kilos, siendo 2008 el único año en el que no se alcanzó –por poco- el piso de 220 millones y 2012 el único en que se estuvo cerca del techo de 240 millones.

Desde el sector advierten que un estancamiento tan prolongado, ya no debe interpretarse como estabilidad sino como reducción, ya que el consumo no acompaña el crecimiento de la población, evidencia de que, en términos relativos, el producto está perdiendo presencia lentamente.

Cosecha record

En oposición al comportamiento de las ventas, la producción de materia prima registra variaciones considerables, registrándose este año el pico histórico más alto. En los primeros once meses de 2016 se cosecharon de los yerbales de Misiones y norte de Corrientes más de 803 millones de kilos de hoja verde, superando levemente las cifras de los dos años anteriores y un 20 por ciento por encima que lo obtenido en igual lapso de 2013.

Este incremento en los volúmenes de cosecha, combinado con el estancamiento de las ventas en el mercado interno y una caída de las exportaciones, está generando una sobreoferta de materia prima que conspira contra las posibilidades de negociación de precios de los productores frente a la industria. Como consecuencia, desde el sector primario afirman que la industria está pagando cada vez menos por la hoja verde. La misma materia prima que hace dos años y medio valía alrededor de 4,50 pesos por kilo y se pagaba al contado, hoy se está vendiendo  por entre 2,70 y 3,30 pesos por kilo y a plazos que llegan a los nueve meses. El precio actual es el menor de los últimos diez años, medido en términos relativos y tomando en cuenta los efectos de la inflación.

Como salida, desde el sector primario reclaman medidas efectivas para aumentar el consumo, tanto en el mercado interno como en el frente externo, además de medidas tendientes a regular la oferta de materia prima.

JRC EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE