Agresión al juez: citan Silva Dico a que ratifique la denuncia y continúa la búsqueda de los agresores

Agresión al juez: citan Silva Dico a que ratifique la denuncia y continúa la búsqueda de los agresores

El juez Laboral 1 de Posadas, Manuel Silva Dico, fue citado para este viernes a ratificar la denuncia que radicó por la agresión que sufrió a fines del mes pasado en la vereda de su casa, donde un criminal armado lo golpeó y con un cómplice intentó meterlo en el interior de su propio auto.
Desde el día del hecho, la noche del 30 de noviembre, no se han reportado mayores novedades. Los autores del hecho continúan prófugos y no fue dilucidado el móvil del ataque.
Fuentes del caso siguen sosteniendo que al menos uno de los autores, el que tenía el revólver calibre 32 y llegó a disparar contra el funcionario, sería allegado de un vendedor inmobiliario con el que el juez habría tenido un problema tras una transacción. Se hizo un identikit y hasta se mencionó que ya había sido identificado. Nunca lo ubicaron ni apresaron. Del cómplice se sabe menos aún.
Los malvivientes habrían tenido como objetivo “apretar” al magistrado. Llegaron a meterlo en el Peugeot 408 de su propiedad, pero los desconocidos no pudieron sacarle las llaves y se terminaron marchando.
Está claro, de acuerdo con la denuncia, que la dupla quiso llevarse a Silva Dico como rehén. Hasta plata les ofreció el funcionario, pero los desconocidos rechazaron la oferta.
El funcionario fue citado al juzgado de Instrucción Seis este viernes, para ratificar lo dicho hasta el momento. Quizá aporte un dato que no haya registrado como importante, pero para los investigadores sí lo es.
El magistrado fue abordado cuando salía de su casa por un hombre robusto y canoso, quien le ordenó que se metiera en su propio coche, un Peugeot 408 blanco. Silva Dico se resistió tenazmente y el desconocido, que lo llamaba “Doctor” todo el tiempo, llegó a gatillar el revólver que portaba. Además de ese criminal, intervino otro, más joven.
Los malenates metieron a los golpes al juez Laboral al auto, pero no pudieron encender el rodado. Y como la víctima se seguía resistiendo, desistieron de actuar y huyeron. En la fuga se deshicieron del arma y el más joven de ellos se subió a una moto que lo esperaba a las pocas cuadras.

MAS



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE