El kirchnerismo vuelve a la carga para reformar Ganancias la semana que viene

El kirchnerismo vuelve a la carga para reformar Ganancias la semana que viene

Pese a que las provincias pidieron formalmente un análisis más profundo de la reforma del impuesto a las Ganancias, el PJ-Frente para la Victoria le puso fecha al tratamiento en el Senado: el miércoles que viene. Cuando todo parecía indicar que se había abierto una tregua entre el Gobierno y la oposición, los senadores opositores sorprendieron ayer con el pedido de tratamiento preferencial para la sesión de la próxima semana.

Los representantes de la oposición se molestaron por la falta de definiciones del Gobierno en cuanto a la convocatoria a los gobernadores, gremios y los mismos legisladores.

Lo curioso es que en el impasse marcado el martes, pareció que ni el presidente Mauricio Macri ni los propios senadores querían asumir el costo político de vetar o aprobar Ganancias.

Lo cierto que el proyecto con media sanción de diputados desfinancia a la Nación y a las provincias.  En el caso de Misiones representa una caída de 10 por ciento de la coparticipación anual, lo que es inviable en estos momentos.  A esto se suma que las provincias del norte argentino tienen pocos trabajadores que pagan Ganancias.  En Misiones ronda el 13 por ciento frente a un promedio nacional de 25 por ciento. De este modo, si se eliminara el impuesto a las Ganancias, Misiones perdería más de 1.500 de pesos al año y el beneficio interno sería mínimo. La misma situación se da en las otras provincias del Norte, lo que implicaría una transferencia de recursos directa hacia el centro del país.

“Habiendo conocido el impacto fiscal real del proyecto que recibió media sanción en la Honorable Cámara de Diputados, expuesto el día de la fecha por el director Ejecutivo de la Administración Federal de Ingresos Públicos, los ministros o secretarios de Economía de las provincias acuerdan solicitar al Congreso Nacional posponer el tratamiento en el recinto del proyecto hasta tanto se pueda evaluar el efecto sobre las finanzas públicas nacionales, provinciales y municipales, sus consecuencias sobre el financiamiento de la obra pública, gastos de funcionamiento y los efectos sobre los servicios esenciales del Estado (salud, educación y seguridad)”, señala el documento que firmaron el martes todos los representantes de las provincias.

Además, agrega: “En dicho periodo será prudente evaluar la eventual judicialización por la retroactividad y competencia jurisdiccional de los nuevos impuestos, el impacto sobre el ahorro nacional, los efectos sobre la equidad distributiva, el impacto sobre las economías regionales y la estabilidad tributaria para la atracción de inversiones”.

El gobernador Hugo Passalacqua fijo postura con claridad: el tema merecía una revisión en senadores para no perjudicar a las provincias.  Juan Manuel Irrazábal como integrante de la comisión de Presupuesto no firmó el dictamen, ratificando la postura de Misiones.  Otros gobernadores llamaron en off a sus senadores para pedirles que paren la pelota para no quedar como responsables del desfinanciamiento de las provincias.

Pero se condicionó a que Macri convoque a una mesa de diálogo para volver a discutir el tema buscando los consensos necesarios.  Sin embargo, la dilación de los ministros del Gabinete nacional, generó el nuevo encontronazo con la oposición.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE