El Senado debate en comisión la Reforma Electoral

El Senado debate en comisión la Reforma Electoral

La discusión por la reforma electoral, que incluye el voto electrónico y la paridad de género, arrancó esta tarde en un plenario de comisiones del Senado, en el que los apoderados de los partidos políticos expusieron sus posturas a favor y en contra de la iniciativa del Poder Ejecutivo.

El debate se desarrolla en el salón de las Provincias del Palacio Legislativo, en un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Asuntos Penales y Presupuesto y Hacienda, presidido por el senador nacional Marcelo Fuentes, del Frente para la Victoria (FPV).

Mariano Genovesi, apoderado de la UCR, apoyó la medida propuesta por el Poder Ejecutivo al señalar que el conteo electrónico “hace a celeridad y certeza respecto a los escrutinios” y calificó como “un aspecto positivo” que se le traslade la responsabilidad del escrutinio a la Cámara Nacional Electoral.

Jorge Landau, apoderado del Partido Justicialista, se pronunció por su parte en contra de la incorporación de la boleta electrónica con chip por considerar “si con dispositivo remoto puede modificarse el contenido del voto no parece aconsejable mantener este sistema”.

El representante del justicialismo abogó además en contra de “la gradualidad y aplicación progresiva del sistema de votación” y evaluó que “podría aplicarse en ciertas ciudades”.

Señaló como inconveniente el hecho de que “no existe prohibición para que quien se pueda ungir como candidato a vicepresidente no haya pasado por las PASO” y declaró que debía ·enriquecerse este proyecto con un plan de contingencia que puede ser una boleta de papel”.

Guillermo Ermili, del Partido de los Trabajadores por el Socialismo, lamentó que la iniciativa en discusión no mencione el tema del financiamiento de los partidos políticos y se pronunció en contra de la boleta electrónica y a favor de una “mayor flexibilidad” para la instrumentación de la paridad de género.

Carlos Traboulsi, del Partido Demócrata Cristinao, consideró que el establecimiento del cupo femenino del 50 por ciento en las listas de candidatos a legisladores es “discriminatoria e impide el crecimiento genuino”.

Javier Pablo Hermo, del Frente Grande, opinó que “se debe garantizar el secreto del voto”, remarcó la importancia de establecer un sistema electrónico de votación pero con software Eno sometido a patentes” y aseveró que la paridad de género “es una afirmación positiva para un sector víctima de una cultura machista”.

Pablo Sanseverino, del Partido Instrumento electoral por la Unidad Popular, señaló que “las PASO son un híbrido que terminan siendo más bien una primera vuelta electoral” y sostuvo que aprobaba la boleta electrónica, aunque manifestó “dudas” por eventuales hackeos, por lo que insistió con la incorporación de la boleta única en papel como paso intermedio y la eliminación del chip en las boletas.

Alberto Asseff, Partido Nacionalista Constitucional, sostuvo que “cualquier restricción o modificación que se le haga a la media sanción de la Cámara de Diputados no puede tener otra alternativa que en todo caso la boleta de papel única para todos los partidos con modalidad de sistema cordobés que es el que más se adecua a la posibilidad de incorporarlo gradualmente”.

Ricardo Maqueda, del Partido Demócrata Progresista, resaltó la necesidad de la boleta electrónica y la urna electrónica inclusive y consideró que “no se puede seguir utilizando la boleta de papel ya que sería un dispendio de gastos que atenta además contra la ecología”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE