López Vinader: Podemos competir con las casas chinas, pero no con su financiación

López Vinader: Podemos competir con las casas chinas, pero no con su financiación

El presidente de la Apicofom, cámara que nuclea a empresarios de la industria forestal del Sur de Misiones y Norte de Corrientes, se mostró preocupado por las gestiones realizadas por el Gobierno nacional para importar casas prefabricadas de China. Aseguró que las compañías del sector de la madera de la región pueden ofrecer viviendas de mayor calidad, más ecológicas y a un menor costo, pero reconoció que no pueden competir con el financiamiento a largo plazo que ofrecen los chinos.

El titular de la Asociación de Productores, Industriales y Comerciantes Forestales de Misiones y Norte de Corrientes (Apicofom), Pedro López Vinader, destacó que las empresas asociadas a esa cámara construyeron más de 200 mil metros cuadrados de viviendas y más de 48 mil de aulas, no solo en Misiones sino también en provincias como Chaco.

El dirigente empresario aseguró que las casas de madera que se fabrican en la región, son de mayor calidad y más amigables con el medio ambiente que las que llegarían de China y que además tienen un costo más bajo. Aseguró que el precio promedio de una vivienda de fabricación misionera, de madera impregnada con garantía por 50 años y cuya durabilidad es “eterna” siempre y cuando se cumplan con trabajos de mantenimiento, ronda los 620 dólares por metro cuadrado, mientras que el valor por metro cuadrado de una vivienda china, sumados los impuestos  y costos de instalación, duplica esa cifra.

López Vinader indicó que el valor de las viviendas que se traerían de China es de 680 dólares por metro cuadrado, pero a esa cifra hay que sumarle impuestos a la importación,  IVA, fletes y los costos que demanda el montaje de dichas casas, lo que llevaría el valor total a unos 1.200 dólares el metro cuadrado.

Pese a esta ventaja en costos, López Vinader se mostró preocupado por la competencia de  los chinos, porque –afirma- hay un aspecto en el que superan ampliamente a los oferentes locales, la capacidad de financiar sus ventas. “En realidad lo que China vende es el crédito a través de bienes, no viene el efectivo, vienen casas financiadas, con  las casas podemos competir, pero con la financiación no porque somos pymes. No podemos  financiar a 20 años y con tasas bajas, como hacen ellos porque nuestro sector está desfinanciado. No tenemos problema para fabricar en escala, montar en una semana, ni competir con el precio, tenemos mejores  precios que ellos, pero no tenemos la capacidad financiera de ellos”, remarcó.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE