Caso Faubel: las pericias determinaron que ninguno de los tres sospechosos disparó el arma que mató al arenero

Caso Faubel: las pericias determinaron que ninguno de los tres sospechosos disparó el arma que mató al arenero

Las pericias hechas en la ciudad de Resistencia, Chaco, aliviaron la situación de los tres detenidos por el crimen del empresario arenero Enrique Heriberto Faubel (66), asesinado a balazos en su casa del barrio Lomas del Talar, en Eldorado, el pasado 5 de julio. La prueba de barrido electrónico, que se realiza para determinar si alguien efectuó algún disparo con arma de fuego, dio negativo para todos.
Además, el cotejo plantar entre las huellas de zapatillas encontradas en el escenario y un par decomisada en la residencia de uno de los sospechosos también dio negativo.
Se aguardan ahora dos pruebas fundamentales, aún pendientes. Una es la de ADN, que se realizará en Buenos Aires sobre elementos hallados en las vainas y proyectiles hallados en el lugar del crimen, esto podría demorar varios meses.
Además hay gran expectativa por el informe de los celulares que está a cargo de la Secretaría de Apoyo para las Investigaciones Complejas del Poder Judicial, en Posadas. Con esto se podrá ver si hubo contacto entre los detenidos. También han solicitado a las compañías un informen para conocer la ubicación de los detenidos en el momento del crimen.
Carlos Daniel Leites (25), Juan Ramón Frutos (28) y Darío Rogelio Vera (43) son los tres imputados que tiene el caso. Están acusados del delito de “homicidio en ocasión de robo”.

El hecho
“Ico” Faubel era propietario de una tradicional arenera de la Capital del Trabajo, ubicada sobre la ruta nacional 12. Su vivienda se encuentra 300 metros más abajo, ingresando desde la ruta, y en el lugar el hombre residía solo.
Allí se encontraba el martes 5 de julio pasadas las 18, cuando tres malvivientes ingresaron a su casa con el fin de robarle el “dinero que guardaba por la supuesta venta de dos de sus camiones, algo que no era verdad, porque simplemente se los había prestado a su hija que también trabaja en el rubro, él no había vendido los vehículos”.
Ese martes, testigos señalaron que escucharon el grito del empresario al ofrecer resistencia a los delincuentes. Es así que los vecinos alertados llamaron a los parientes del arenero y a la Policía. Y antes de que llegaran, vieron alejarse de la casa a tres hombres.
Los asesinos se habrían llevado algo de dinero y un arma de fuego.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE