Advierten que el ingreso de madera de Brasil está matando a la industria local

Advierten que el ingreso de madera de Brasil está matando a la industria local

Desde Sindicato Obrero de la Industria Maderera de Eldorado (Soime) indicaron que en junio se importaron 7.000 metros cúbicos solo de terciados y fenólicos, lo que equivale a la mitad de la demanda del mercado interno. La entrada de estos productos, sumado a una baja de la actividad económica nacional, generó una merma en la demanda de la industria local, lo que sumió al sector en una crisis. La caída en las ventas obligó a las empresas a reducir jornadas de sus empleados e incluso prescindir de trabajadores. En la región hay 17 fábricas de terciado que emplean a más de 1.200 operarios.

Las malas noticias comenzaron a inicios de año, en coincidencia con la apertura de las importaciones dispuesta por el Gobierno nacional, que se tradujo en una retracción en la demanda de productos de fabricación nacional. Ante la insistencia de los empresarios del rubro y gestiones realizadas por el Gobierno provincial, la Nación volvió a aplicar en marzo el régimen de licencias no automáticas para la importación de terciados y compensados fenólicos.

La vuelta de las licencias no automáticas, es decir la obligación de contar con una autorización para poder importar, las compras al exterior se redujeron, pero luego de casi cuatro meses de importaciones ilimitadas los galpones de acopio estaban llenos y la demanda de productos de fabricación nacional no repuntó. Los empresarios de la región especulaban que en los meses siguientes el stock se reduciría y entonces repuntarían las ventas.

Pero lo que ocurrió, según indicó Paiva, es que las importaciones volvieron a aumentar. En junio, por ejemplo, ingresaron 7.000 metros cúbicos, más del doble de lo que se autorizaba mensualmente en años anteriores.

La demanda habitual del mercado interno nacional es de 15.000 metros cúbicos mensuales, número que en los últimos meses bajó por causa de la caída de la actividad económica, especialmente del sector de la construcción, mientras que la capacidad instalada en la región es de 12.000 metros cúbicos mensuales.

Teniendo en cuenta los números de la demanda del mercado interno, la capacidad de producción de las empresas locales y el volumen importado, queda en claro que están sobrando al menos 4.000 metros cúbicos de terciado por mes.

Los efectos de este desajuste golpean directamente a las empresas y con ellas, a los trabajadores: en junio pasado la empresa Coama Sud América, de Eldorado, despidió a 50 personas y recientemente la empresa Placas Rivadavia, de Dos de Mayo, prescindió de 12 empleados. Otras empresqas del sector como Henter, de Montecarlo, también iniciaron procedimiento preventivo de crisis.

Más allá de casos de despidos como los referidos, la norma para las empresas del rubro es la reducción de jornadas de trabajo y consecuentemente, la caída de los salarios de los empleados. En casi todos los casos, las compañías recortaron entre 30 y 50 por ciento las jornadas laborales.

JRC EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE