Pöyry: es factible en Corrientes concretar la instalación de la fábrica de celulosa y papel más competitiva de América Latina

Tras dos meses de estudio, la consultora finlandesa Pöyry Management Consulting Ltd -líder mundial en ingeniería y consultoría estratégica en la industria de celulosa y papel- presentó esta semana los resultados del análisis técnico y económico que darían “viabilidad” para avanzar en la Argentina en la instalación de una fábrica integrada de celulosa y papel en la provincia de Corrientes.

El estudio fue solicitado por la empresa Agroforestal Oberá y del proyecto resultaría un grupo societario fundador con un modelo de gestión de negocio integrador, ya que permitiría la opción a los productores forestales de la región de asociarse a través de acciones que, además de la preferencia de compra de la materia prima, le otorgaría dividendos sobre las ganancias de la empresa.

“Según nuestros estudios, resulta viable la puesta en marcha del Proyecto en Corrientes, con la construcción de una fábrica integrada de celulosa kraft sin blanquear de fibra larga y papel kraftliner. De nuestros cálculos, y según la disponibilidad de madera para trituración, resulta factible la producción anual de 500.000 toneladas de celulosa (tipo UKP, Unbleached Kraft Pulp)”, precisó en la entrevista con ArgentinaForestal.com el consultor internacional de Pöyry, Fernando Correa, quien estuvo en el país esta semana acompañado de David Powlson.

El concepto de negocio del estudio fue definido por los expertos frente a la situación actual y previsiones de mercado. El diseño de la fábrica propuesta por la consultora internacional esta prevista con las nuevas tecnologías disponibles, altamente eficiente en lo referente a producción y consumo de insumos, muy competitiva en términos comerciales (tanto a nivel nacional e internacional) y preparada para alcanzar una capacidad de producción de 300.000 toneladas de celulosa convertidas a papel y 200.000 toneladas de celulosa de mercado.

La  inversión rondaría entre los 650 a 800 millones de dólares, en función del diseño final y detalles para su puesta en marcha. Con estos resultados, la próxima etapa para los inversores locales será adquirir el financiamiento necesario para iniciar el proyecto.

Las ventajas para la viabilidad del Proyecto están asociadas fundamentalmente a la disponibilidad de materia prima e insumos a costos competitivos. “Dado el nivel tecnológico del proyecto, de concretarse sería la fábrica más competitiva de América Latina”, aseveró Correa en la entrevista.

Respecto de la gestión ambiental, señaló que “los inversores están trabajando en un proyecto que considera el mayor nivel de tecnología en lo referente a la gestión de residuos y efluentes. Adicionalmente, se debe entender que el impacto de la producción de UKP es muy bajo comparado con otros tipos de celulosa”, explicó el experto.

De todas formas, frente al escenario de maduración ambiental de la sociedad argentina, Correa sostuvo que “los inversores locales son muy conscientes de la preocupación social, por ello en el diseño del proyecto industrial en Corrientes se apunta a los máximos estándares disponibles”.

forestacion12

Definiciones estratégicas

Los consultores internacionales Fernando Correa y David Powlson participaron durante la semana de una agenda de reuniones con las autoridades nacionales (Ministerio de Agroindustria, Agricultura y Desarrollo Foresto-Industrial, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Cancillería Argentina, Anses, Superintendencia de Seguros, y de la Agencia Nacional de Inversiones) en Buenos Aires y después en Corrientes, con representantes del gabinete provincial. Por el proyecto, asistieron los empresarios Marcos Pereda y Agustín Dranovsky (Grupo Bermejo-El Potrero San Lorenzo), Gustavo Cetrángolo, Mario Plotz Ferrazzi, Marcelo Subizar y Ralf Frank (Agroforestal Oberá SRL). En la oportunidad, presentaron los resultados del estudio y respondieron las inquietudes técnicas y económicas de factibilidad para la instalación de la nueva fábrica.

 

Frente a los resultados del estudio de prefactibilidad de Pöyry, que considera el sitio adecuado para la instalación de la planta industrial la zona de Ituzaingó y Villa Olivari, Gustavo Cetrángolo confirmó que el grupo tiene la decisión de concretar el proyecto con los cambios propuestos por la consultora finlandesa. “Es un proyecto superador de la idea-proyecto planteada por Agroforestal Oberá en varios aspectos. En principio, es viable pensar en una fábrica de mayor escala (de 350.000 ton/año podría ser de 500.000 ton/año) debido a un mejor análisis de la disponibilidad de materia prima y de un aumento de los rendimientos madera/papel debido a mejoras de tecnología”, indicó.

En segundo lugar, otra novedad del estudio fue que la fábrica produciría papeles kraftliner y celulosa de mercado sin blanquear. “En la idea-proyecto original sólo se había previsto para papel kraftliner. Esto surge de un mejor análisis de mercado. Además, la fábrica sería autosuficiente en energía con la mínima inversión posible, debido a la moderna tecnología con la que se planificó. La tecnología prevista es nueva, de origen europeo y con mínima generación de efluentes y la más moderna en su tratamiento”, detalló el empresario en la entrevista.

De esta manera, ante el análisis realizado por la consultora internacional y los resultados del trabajo de prefactibilidad, sumado a las reuniones mantenidas con autoridades nacionales y provinciales, los socios del proyecto han decidido seguir adelante con los pasos necesarios para la concreción de la inversión. “Desde el punto de vista técnico puede haber correcciones en cuanto a producir un aumento en la generación de energía para exportar a la Red ya que posterior a la contratación de la consultoría  cambiaron las condiciones en la Argentina respecto a este tema”, indicó Cetrángolo.

 

La reunión con las autoridades nacionales y provinciales se concretaron con el objetivo principal de los empresarios de exponer los alcances del resultado final del proyecto y las oportunidades de desarrollo sectorial que se presentan frente a la viabilidad del mismo. “Durante el encuentro en Buenos Aires, las principales consultas de los funcionarios estuvieron relacionadas a la posibilidad de generar excedentes de energía, sobre el tratamiento de efluentes y las emisiones de la planta, sobre la tecnología a ser empleada y aspectos de la estructuración financiera”, detalló el profesional.

Otro tema considerado durante el encuentro fue la necesidad de mejorar la comunicación hacia la sociedad sobre proyectos de celulosa y papel, por sus características y magnitud.

 

En tanto, en la reunión con las autoridades del Ministerio de Industria de Corrientes y funcionarios de distintas áreas del gabinete se presentó los resultados del estudio de la consultora Pöyry Management Consulting Ltd. Por el sector privado, además asistieron representantes del Plan Estratégico Foresto Industrial y directivos de la AFOA Regional Corrientes.

“Al gobierno se le solicitó el acompañamiento al proyecto a través de la declaración de interés provincial del mismo. Se habló sobre la necesidad de regular a las industrias de celulosa y papel en la provincia, generando normas ambientales y administrando el control de las mismas de acuerdo a la magnitud de este proyecto. También se pidió el apoyo a la Provincia para la obtención de líneas de financiamiento para avanzar en la inversión”, expresó Cetrángolo.

Ventajas y riesgos

El marco económico mundial asociado con la ingeniería financiera, sería quizás el principal desafío sobre el cual se debería enfocar la Argentina para avanzar en concreción de una fábrica de estas características en la industria forestal.

Al respecto, Cetrángolo sostuvo que se presenta una gran oportunidad de desarrollo para el NEA de concretarse la inversión. “Entre las principales ventajas que se presentan para llevarlo adelante, está la competitividad de la provincia de Corrientes en la producción de materia prima de pino; el acompañamiento que se vislumbra para el Proyecto tanto en el gobierno nacional como provincial; la posibilidad de ser autosuficientes en energía; y la escala y costos del diseño de la fábrica para hacer una sustitución eficiente de importaciones y generar un excedente exportable. Además, en la zona de dispone de servicios y recursos humanos en condiciones de llevar a cabo y gestionar el proyecto, y sin dudas, la mayor ventaja es la existencia de una masa forestal en producción para abastecer de inmediato al proyecto”, enumeró el empresario.

Pero también se presentan grandes desafíos por enfrentar, como pueden ser las potenciales crisis  económicas a nivel mundial y local que dificulten acceder al financiamiento necesario para la inversión, las dificultades en acceder a garantías para el financiamiento, y algunos problemas de infraestructura vial en la zona de instalación del proyecto.

 

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE