El “coaching” llegó a la administración pública en Misiones y busca mejorar las relaciones internas y el trato con el público

El “coaching” llegó a la administración pública en Misiones y busca mejorar las relaciones internas y el trato con el público

El “coaching ontológico” está de moda en el mundo corporativo y de las organizaciones en general. Y llegó a la administración pública de la provincia con una capacitación que se realizó en la Cámara de Representantes a la que asistieron empleados del sector de la Policía y la Salud.

El objetivo de la actividad fue mejorar las relaciones interpersonales, tanto internamente como en el trato con el público. ¿Qué es el coaching? Es dificil definirlo, pero es una disciplina que toma cuestiones de la psicología y las aplica al ámbito laboral. Está muy de moda desde hace unos años en la Argentina y cada vez más empresas en Misiones ofrecen a sus empleados este tipo de cursos, sobre todo buscando mejorar la comunicación interna.

Uno de los métodos que utiliza es el de incentivar a las personas a analizar un problema o una cuestión desde otro lugar, buscando también llegar a otras respuestas e incentivando a las personas a ser menos críticas con el otro y más comprensivas.

 

 

 

La capacitación duró una sola jornada y se realizó en uno de los salones de la Cámara de Representantes. Estuvo a cargo de Jorge Kordi, quien manifestó que la propuesta parte de la idea de trabajar en “la transformación del ser”. “Coach es entrenar, y es ontológico porque trabaja en el ser”, precisó.

“El coaching usa la mayéutica, que es hacer preguntas y a partir de esas preguntas generar una reflexión activa que produzca cambios”, comentó. Dijo que se trata de “una herramienta que abre caminos para ver las cosas de otra manera y tomar acciones para acceder a cambios”.

Uno de los temas planteados fue el uso del lenguaje, al cual considera que “no es inocente” y dio el ejemplo de su uso al generar un compromiso: “cuando decimos ‘voy a tratar de llegar a horario’, o ‘voy a tratar de hacer esto’, nosotros pensamos desde el coaching que poner la palabra ‘tratar’ antes de una acción implica anticiparse al fracaso, porque no estoy seguro, o no sé si llego”.

“Cambiando el lenguaje yo puedo decir ‘mirá, voy a llegar a las nueve’ y después haré todo lo necesario para llegar a las nueve, o decir ‘no estoy llegando’ y repactar”, dijo.

“Uno se compromete porque cree que va a llegar, compromiso de viene de ‘compromesa’, de hacer una promesa y querer cumplirla, entonces esto tiene que ver con ser la palabra que das”, agregó el disertante.

Dio otro ejemplo: “cuando nosotros decimos ‘tengo que ser un buen hijo, tengo que ser buen empleado…’, cuando  dijimos el cuarto o quinto ‘tengo’ la mochila pesa una tonelada, entonces a veces podemos, en vez de ‘tengo’, cambiarla por ‘elijo’: ‘elijo ser una buena persona, elijo ser un buen empleado’; hay más libertad porque estamos eligiendo las acciones y tenemos la capacidad de decir ‘no’ a lo que no queremos”, indicó.

“Sobre esto trabaja el coaching, y a partir de ver esto tenemos la posibilidad de cambiar las cosas que tal vez no habíamos visto antes y que empiezan a aparecer ahora”, resumió.

MB

Fuente: Prensa/Cámara de Representantes

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE