Picada Libertad propuso vender activos a la Provincia para saldar deudas e invertir

Picada Libertad propuso vender activos a la Provincia para saldar deudas e invertir

Directivos de la cooperativa se reunieron ayer con el ministro del Agro, José Garay; el intendente de Leandro N. Alem, Diego Sartori y diputados provinciales. Buscan avanzar en un acuerdo que permita a la entidad hacerse de fondos para pagar sueldos atrasados a su personal y concretar inversiones necesarias para reactivar la producción. Plantearon la posibilidad de vender algún inmueble de Picada Libertad para obtener liquidez rápidamente y pidieron ayuda al Gobierno para buscar socios que aporten dinero para costear inversiones y levantar la cosecha. Proponen reactivar la producción de tung.

Durante la reunión que se realizó ayer en Leandro N. Alem, los representantes de Picada Libertad, una de las cooperativas más importantes de la provincia, aseguraron que no cuentan con fondos para pagar una deuda millonaria que mantienen con empleados y productores. Plantearon al ministro del Agro la posibilidad de vender a la Provincia alguno de los predios con los que cuenta la entidad que actualmente no tienen uso, como una vía para saldar parte de sus deudas, especialmente la de sueldos.

Durante la reunión también se buscaron alternativas para conseguir las inversiones necesarias para que la cooperativa pueda ser más eficiente en la producción tealera, su principal actividad. Propusieron buscar socios para conformar una Unión Transitoria de Empresas (UTE) y volver a exportar té a los principales destinos. En los últimos años la cooperativa se limitó a elaborar té para terceros que compraban su producción y la exportaban, la idea ahora es buscar un socio que aporte los fondos para mejorar la planta industrial y para levantar la cosecha.

Advirtieron que lo más urgente es cambiar la caldera y la instalación eléctrica y que sin esas mejoras, no estarían en condiciones de trabajar el año próximo.

Uno de los problemas de fondo que enfrenta Picada Libertad es que trabaja solo seis meses al año, pero tiene empleados que cobran sus sueldos los doce meses, lo que provoca una pérdida difícil de costear. Para solucionar eso, entienden que una buena opción sería recuperar la producción de tung, aprovechando que todavía hay productores que conservan ese cultivo y que en el mundo hay una muy alta demanda. Advierten empero, que para reactivar la producción de tung hará falta sumar hectáreas cultivadas, para lo que sería necesario un plan de promoción impulsado por el Gobierno.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE