Tabacaleros apuestan a una mayor producción para mantenerse en el mercado

Tabacaleros apuestan a una mayor producción para mantenerse en el mercado

El sector tabacalero de la provincia puso en marcha una serie de medidas tendientes a recuperar el volumen de producción de años anteriores, tras las magras cosechas de 2014 y 2015, reveló el subsecretario de Tabaco de Misiones, Carlos Alberto Pereyra.

Pereyra explicó que junto a los industriales y las distintas asociaciones de plantadores de tabaco de la provincia buscarán adelantar 30 días la zafra “para anticipar la siembra y evitar de esta manera las inclemencias climáticas de diciembre, que afectan sensiblemente a la hoja del tabaco Burley, la principal variedad misionera”.

Para Pereyra, la medida “permitirá además desarrollar nuevas tareas agronómicas y un mejor manejo del suelo, que sufre una importante degradación cada año”.

Las nuevas plantaciones comenzarán a observarse en agosto y la cosecha se realizaría en diciembre evitando así las habituales contingencias climáticas que hicieron perder más del 30% de la producción en los últimos años.

Además, y como consecuencia de este adelantamiento, el sector acordó iniciar la discusión de precios en noviembre, “con el fin de lograr que el primero de febrero comience la venta en las bocas de acopio y de esta manera se eviten las pérdidas de peso y calidad que sufre la hoja al estar mucho tiempo en los depósitos”, explicó Pereyra.

Estudios realizados por expertos de la Universidad Nacional de Misiones aseguran que el tabaco pierde 10% de su peso cada 30 días que el tabaco “descansa” en los galpones y depósitos, además del deterioro de la calidad debido a la humedad del ambiente.

Otra medida complementaria que las asociaciones consideran necesario es establecer un piso de producción para poder acceder a la obra social y a los demás beneficios sociales que gozan los 15 mil plantadores de tabaco de la provincia.

En ese sentido acordaron que para esta campaña el piso mínimo sea de 500 kilogramos por productor y 750 kilos para 2017, hasta llegar en 2018 al piso de 1.000 kilos, que es el rinde ideal de producción por hectárea cultivada.

En solo dos años la producción de tabaco Burley pasó de 37 millones de kilogramos a menos de 20 millones en 2016, cifra que hace peligrar inclusive la colocación del producto en el mercado.

Los representantes del sector industrial aseguran que los grandes compradores ya anticiparon que si no se aumenta sensiblemente la producción, Misiones podría perder el cupo en el mercado internacional.

Por su parte el presidente de la Cooperativa Tabacalera de Misiones, CTM, Jorge Kappaunn, celebró el consenso alcanzado entre todos los actores de la cadena productiva, “porque nos permitió tomar decisiones comunes para planificar mejor la campaña y evitar así los inconvenientes que cada año sufren los productores”.

Kappaunn confió en que “las condiciones climáticas propiciarán una mejor cosecha este año y recuperaremos así nuestra posición en el mercado y de esta manera el productor misionero mejorará sustancialmente sus ingresos respecto a esta campaña que ha sido de las mas bajas de los últimos años”, concluyó.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE