Víctor Stinfale: “No hace falta que me vengan a buscar, yo voy y le golpeo la puerta al juez”

Víctor Stinfale: “No hace falta que me vengan a buscar, yo voy y le golpeo la puerta al juez”

“Estas son las reglas del juego”, sostuvo el abogado luego de conocer que el fiscal Federico Delgado pidió detenerlo en el marco de la investigación por la tragedia de Time Warp.

 

Víctor Stinfale quiso mostrar despreocupación por el pedido de detención que libró el fiscal Federico Delgado por la investigación de las cinco muerte en la fiesta Time Warp: “Estoy al tanto, son las reglas del juego. Uno puede estar tranquilo porque los que denuncian lo hacen con pruebas falsas, como el legislador Gustavo Vera”.

 

“Estoy en la puerta de lo de Casanello, no hace falta que me vengan a buscar”, sentenció para ratificar su tranquilidad.

 

También adjudicó este pedido a su alto perfil: “Son todos testigos de dichos y no de hechos. Si yo nombro a Santángelo no saben quién es pero Stinfale está en la tapa del diario. Se olvidaron que hay gente de Prefectura que recibió droga a las 2 de la mañana y no lo comunicó al juzgado”.

 

Y opinó que se está desviando la investigación: “Apuntar a una empresa que organiza eventos es desatender otros asuntos. Si hay pruebas falsas es preocupante. Había personas de Energy Group trabajando para el evento pero también había 200 personas más”.

 

Sobre si él estaba al tanto de lo que sucedía, que se sospechó por unos mensajes de WhatsApp al momento de la fiesta, el abogado se excusó: “A las 7 de la mañana estaba durmiendo en mi casa. Hace cinco años que no salgo de noche, creo que salí una sola vez. Sensación tragicómica es que a un tipo que hace 5 años que no sale de noche no tiene un llamado de relación con esa fiesta”.

 

“Para que una persona lo indaguen o procesen se necesita probabilidad. Que investiguen lo que tengan que investigar. Se olvidaron de quiénes son los dealers, los narcotraficantes, los de Prefectura que no comunicaron la droga al juzgado federal. Bajo esa situación es muy poco probable que esto tenga lógica. Investiguen a los asesinos hijos de su madre que hicieron este desastre adentro. Había 20 prefectos adentro del lugar de drogas peligrosas”, se defendió el mediático abogado en C5N.

 

Stinfale negó ser el dueño de Speed, la empresa de bebidas energizantes y explicó que se lo vincula con ella porque fue “el nexo, el que puso la cara jurídicamente” y por su conocimiento de marketing: “Conozco mucha gente ligada a discotecas y la persona que es propietario no quiere exposición. Hace 15 años que está este producto y hace 15 años que le facturo de la misma manera”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE